EMOLTV

Demandan a conocida marca de ropa tras hallar ratón cosido a la costura de un vestido

"Noté que algo me rozaba la pierna y pensaba que era una costura", dijo la demandante acerca de la pata del roedor que se asomaba desde la prenda, provocándole un sarpullido.

15 de Noviembre de 2016 | 09:22 | Emol
imagen
The New York Post
SANTIAGO.- Fue tras percibir un desagradable olor que venía del vestido que llevaba puesto en su trabajo, que Cailey Fiesel descubrió una patita de roedor que se asomaba de una de las costuras.

“Noté que algo me rozaba la pierna y pensaba que era una costura. Cuando fui a tirar de ella, vi que no era un hilo, y que había algo más dentro. Al principio pensé que se les había quedado un sensor, pero cuando le di la vuelta al vestido vi que en realidad era un ratón”, comentó la mujer de 24 años al The New York Post el día de ayer.

El roedor, que medía alrededor de 5 centímetros, se encontraba en un vestido de 40 dólares, que Fiesel adquirió en una tienda Zara, de Greenwich, en julio. La etiqueta de la prenda decía que había sido hecha en Turquía.

Fiesel interpuso una demanda contra Inditex, la empresa propietaria de Zara, por daños tanto emocionales como físicos, ya que el contacto con la pata del ratón le provocó un sarpullido.

Según el medio estadounidense, un portavoz de la empresa textil señaló que están al tanto de la demanda y que están investigando el caso.
Por su parte, el abogado de Fiesel declaró que “Zara pone los diseños que están de moda tan rápido en sus estanterías que es posible que le estén fallando los mecanismos de control en las fábricas donde produce”.

Hace apenas unas semanas, la marca de ropa estuvo envuelta en otra polémica, luego de transmitirse un documental de la BBC, en el que mostraba cómo Zara, Mango y la británica Asos, mantenían empleados en sus fábricas a refugiados en pésimas condiciones laborales, y muchos de ellos eran menores de edad.

De hecho, en la investigación se encontraron a refugiados sirios trabajando turnos de 12 horas en fábricas de jeans Zara y Mango, en Turquía.