EMOLTV

Kensington homenajeará a Diana de Gales con un jardín de flores blancas a 20 años de su muerte

Asimismo, Londres prepara una exposición para repasar su gran legado en la industria de la moda.

15 de Noviembre de 2016 | 13:26 | EFE
imagen

El 31 de agosto de 2017 se cumplirán dos décadas desde que falleció en un accidente automovilístico en París.

AP
LONDRES.- Un jardín repleto de flores blancas conmemorará el veinte aniversario de la muerte de la princesa Diana de Gales en el palacio de Kensington durante la primavera y el verano de 2017, informó hoy el palacio en un comunicado.

Bajo el título "El Jardín Blanco", el tributo floral estará repleto de rosas, narcisos, tulipanes, margaritas y una alfombra compuesta por flores de nomeolvides.

El palacio de Kensington fue la residencia de la princesa de Gales durante 15 años y, en la actualidad, es el domicilio oficial de sus dos hijos, los príncipes William y Harry, y de sus nietos, el príncipe George y la princesa Charlotte de Cambridge.

La jefa del equipo de los jardines del palacio, Sean Harkin, afirmó que está deseando crear un jardín blanco para "celebrar la vida" de Diana de Gales. "Esperamos capturar la energía y el espíritu que hicieron de ella una figura tan popular en todo el mundo", destacó Harkin.

El jardín era un importante lugar de la residencia para la princesa, quien, en sus habituales paseos por el área, a menudo paraba para hablar con los jardineros.

Otro proyecto que rendirá homenaje a Lady Di, quien falleció el 31 de agosto de 1997, a los 36 años, en París, es "Diana: su historia en la moda", exposición que estudia la evolución de su estilo.

Esa muestra se abrirá al público el 24 de febrero del año próximo y recorrerá desde las vestimentas románticas que mostró Diana de Gales al principio de sus apariciones públicas hasta el glamur que lució al final de su vida.

"Nuestra exhibición explora la historia de una joven que tuvo que aprender rápidamente las reglas del protocolo y quien, en este proceso, puso en el centro de atención a los diseñadores y a la industria de la moda británica", declaró la curadora de la muestra Eleri Lynn.