EMOLTV

¿Das la PSU? Te contamos qué alimentos comer y cuáles evitar para tener un buen rendimiento

Una mala alimentación antes y durante el examen, puede hacer que intensos meses de estudio se vayan directo al tarro de la basura.

26 de Noviembre de 2016 | 14:02 | Emol
imagen
El Mercurio (archivo)
SANTIAGO.- El lunes 28 y el martes 29 de noviembre, miles de estudiantes chilenos rendirán la PSU, el esperado examen de ingreso a la universidad para el que tanto se prepararon. Sin embargo, los intensos meses de estudio pueden irse directo al tarro de la basura si es que, por ejemplo, el día previo a la prueba se comen los alimentos equivocados.

Por esta razón, si eres uno de los jóvenes que dará la Prueba de Selección Universitaria, aquí te recomendamos qué alimentos comer y cuáles evitar para tener un buen rendimiento en ella.

Lo "permitido"


Según Natalia Gómez San Carlos, nutricionista de Nutramed, para que el cerebro funcione bien, es fundamental comer carbohidratos (azúcar), que se pueden encontrar en la avena (que además ayuda a controlar las situaciones de estrés), los cereales y el pan, por ejemplo. Estos pueden ser incorporados a primera hora del día, con un desayuno equilibrado que incluya un lácteo semidescremado o descremado, un cereal, pan acompañado de jamón de pavo o quesillo, y una fruta, de preferencia del grupo de las berries, muy ricas en antioxidantes.

"Lo importante es que si la persona no toma habitualmente desayuno, el día de la PSU no lo haga por primera vez. Por esto, lo recomendable es que incorpore este saludable hábito unos días antes para evitar sorpresas de malestares en la prueba", señala la especialista.

Al momento de rendir el examen, es bueno tener a mano un cuadrado de chocolate amargo con mínimo un 60% de cacao, que aporta azúcar de forma directa, lo que ayuda a activar el cerebro.

Asimismo -explica Gómez-, el chocolate posee teobromina, un alcaloide perteneciente al grupo de las metilxantinas con estructura similar a la cafeína, que produce un efecto estimulante del sistema nervioso menos intenso que esta, pero con efecto más prolongado. Además, produce sensación de bienestar, algo que por los nervios puede ser muy útil en ese momento.

Los frutos secos son un excelente aliado para la concentración, ya que son una fuente de Omega 3 de origen vegetal. "Las nueces son saludables para las conexiones nerviosas. Las avellanas y almendras, aparte de Omega 3, contienen calcio, magnesio, potasio, hierro y fósforo, los que ayudan a la concentración y a la capacidad intelectual", asegura Camilo Aburto, académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Andrés Bello

Uno de los factores más importantes para un buen rendimiento, pero que se olvida con frecuencia, es la hidratación. Se ha evidenciado que con una deshidratación moderada, de tan solo un 2%, se ven comprometidas las capacidades de concentración y alerta, incrementando la sensación de fatiga, cansancio, la somnolencia y dolores de cabeza. En este sentido, la recomendación es beber entre 6 y 8 vasos (200 cc) de agua al día.

Lo prohibido


En la vereda opuesta, para no pasar malos ratos durante la prueba es fundamental comer algo liviano la noche anterior a esta. "Un plato de pollo, con ensaladas y arroz, provee un buen dormir y evita malestares gastrointestinales posteriores", sugiere Natalia Gómez.

Asimismo, hay alimentos que aumentan la ansiedad. "Hay que evitar los dulces, grasas de mala calidad y comida chatarra en general, ya que estas incentivan aún más el deseo de seguir comiendo, generando problemas gástricos cómo reflujo, gastritis y colon irritable, entre otros", advierte Victoria Stitchkin, nutricionista y docente de la Escuela de Salud de Duoc UC.

Por otra parte, el consumo de bebidas alcohólicas debe ser evitado a toda costa, ya sea antes de las pruebas como entre ellas. ¿La razón? Provocan cansancio, dolores de cabeza y, en el fondo, no tienen ningún beneficio.

Tampoco es recomendable consumir pescados o mariscos crudos poco antes del examen, ni té o café a destajo. Una buena alternativa para reemplazar estos últimos son las infusiones como tilo, boldo, valeriana, melisa y poleo, ya que tienen un efecto tranquilizante.