EMOLTV

Conoce los mejores destinos emergentes y extremos de Chile

Cada vez nuestro país toma más fuerza como destino turístico internacional, prueba de ello es el galardón obtenido como el mejor lugar del mundo para realizar turismo aventura. Ahora te presentamos los 15 lugares con más proyecciones a convertirse en un punto de atracción para viajeros nacionales e internacionales.

06 de Diciembre de 2016 | 11:50 | Emol
imagen
Shutterstock
SANTIAGO.- La industria del turismo nacional presentó su nómina con los 15 lugares del país que han sido considerados como zonas emergentes que pueden convertirse en destinos de clase mundial, y que han sido calificados como únicos, extraordinarios, extremos y fascinantes.

La selección estuvo a cargo de un grupo de expertos que integró a representantes de las más importantes instituciones que operan en el fomento y promoción del turismo local.

El proceso de selección de estos lugares se desarrolló en dos etapas. En la primera, más de 3 mil personas que trabajan en la actividad seleccionaron un total de 230 zonas del país que entraron en competencia. De ellas se seleccionaron 90 que fueron sometidas a análisis por un panel de expertos conformado por el Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), el Consejo Superior de Turismo y la Fundación Imagen de Chile, entre otras instituciones.

De esta manera, se seleccionaron los siguientes lugares que presentan mayor proyección para transformarse en destinos turísticos de clase mundial:

Reserva Nacional de Los Flamencos (Antofagasta)
Punta de Choros-Reserva Pingüino de Humboldt (Coquimbo)
Reserva de la Biósfera Huilo Huilo (Los Ríos)
Parque Nacional Lauca (Arica y Parinacota)
San Andrés de Pica (Tarapacá)
Parque Nacional Nevado Tres Cruces (Atacama)
Isla Robinson Crusoe (Valparaíso)
Monumento Natural El Morado (Región Metropolitana)
Navidad-Matanzas (O'Higgins)
Rocas y Dunas de Constitución (Maule)
Isla Mocha (Biobío)
Parque Nacional Conguillío (Araucanía)
Mapu Lahual (Los Lagos)
Parque Nacional Queulat (Aysén)
Tierra del Fuego (Magallanes)

La idea es que ahora estas zonas del país puedan ser objeto de análisis para desarrollar actividades turísticas con un estricto control al impacto ambiental, y mejorar su capacidad hotelera, de servicios y conectividad con el objetivo de entregar una atención que promueva la visita de viajeros locales y foráneos.