Blog de mujeres: Dos pasos para evitar que se diluyan los propósitos para el nuevo año

Las propuestas de la Coach del Amor, Cristina Vásconez, para facilitar el cambio hacia el bienestar.

05 de Enero de 2018 | 14:36 | Por Cristina Vásconez
Fotobanco
SANTIAGO.- Hay algunas palabras que me encantan por su sonido: libélula, serafín, jacarandá. Pero de todas hay una que me fascina: alquimia. Además de su musicalidad, tiene un significado mágico ya que se refiere a la propiedad de la materia de transmutarse, regenerarse a tal punto de convertir el plomo en oro. Fascinante, simplemente milagroso.

Probablemente también se relaciona con el hecho de que es lo que veo una y otra vez en consulta, constatando el grado de transformación de tantos y tantas quienes, luego de haber habitado sus propios infiernos, son capaces de transmutar sus vidas y elevar el vuelo.

Quizá esta época del año tan relacionada a cierres y balances me conduzca a este tipo de reflexión para identificar cualquier elemento que facilite el cambio hacia el bienestar de las personas. Y es que junto a algunos que se hacen cargo de sus sinsabores, permanecen otros tantos que simplemente se resignan a vivir infelices y frustrados, mirando impávidos como se aleja ese deseo que tanto anhelan.

Asumamos que es harto complejo entender el mecanismo mañoso en el que cada humano se entrampa y por el que se diluyen sus mejores propósitos. No es cosa de sumar dos más dos, y muchas veces se requiere el ojo -y más bien la oreja- de un especialista para desatar nudos enredosos. Por lo mismo, el entrenamiento de fondo que ofrezco a quienes me consultan busca simplificar esa maraña, dolorosa e importante. Lo resumo en 2 pasos:

1.- Identificar un patrón de conducta. Un proceso de autoconocimiento que significa registrar esa especie de "modus operandi" en la que se actúa, y que termina siempre en malestar. Por cierto, opera a nivel inconsciente.

2.- Leer el mensaje que hay detrás. Descifrar aquello que está escondido, esa señal que trae la vida y que nos informa sobre lo que permanece pendiente de ser atendido. Porque, ya sea en el rostro de amores equivocados, el ascenso laboral que nunca llega, amistades poco profundas, o incluso, la sensación de no calzar en ningún lugar, el constatar su reiteración, de algo que atraviesa toda nuestra existencia más allá de lo que me aqueja en el momento, es que habrá que entender que se trata de un mensaje que toca a nuestra puerta, y que seguirá reapareciendo en la medida que persista nuestra negación y negligencia.

Vea usted:

- Si su queja es que no logra salir de la "friend-zone" y, por más que quiere, todos sus posibles conquistas no pasan de verla como una amiga devota, un buen apoyo y un ser espléndido, es probable que el mensaje que la vida le está enviando sea que no siga enterrando a la mujer en un sótano, que desista de esconderse detrás de la compinche, de la amiga, o de la mamá. De no ser así, esto le va a continuar limitando y usted no podrá abandonar ese rol, carente de chispa y seducción.

- Si lo que le ocurre es que no siente que la tomen en serio en el amor, y más allá de encuentros esporádicos no avanza hacia un escenario más romántico y estable, puede ser que la vida le pida mostrar algo más de usted: respetar sus sentimientos y deseos, al tiempo de no transar con los caprichos inmediatos que, una y otra vez, le dejan un sabor amargo en la boca.

- En caso que la baja promoción en su trabajo no ocurre y le corroe que el reconocimiento no pase de una palmadita en el hombro, pero que a la hora del ascenso se corone siempre a otros, tal vez deba escuchar el mensaje que le está ofreciendo la vida de no seguir confundiendo la actitud de compromiso con lo servicial y, más bien, el decidirse a sacar su cabeza del hoyo, mostrando su valor y los atributos que sin duda posee.

- Si su malestar se centra en la falta de identidad con un mundo descomprometido, la idea que en el trabajo o en el amor, el nivel de empeño de los otros es muy por debajo del propio, manteniéndola sola y con un sentido de desazón e incomprensión, es probable que la vida, mediante el reflejo de lo que más detesta, le ofrezca la oportunidad de revisar sus paradigmas y experimentar nuevas estrategias, algo imperfectas pero más gratas y compasivas.

Estas son algunas de las alternativas de mensajes que la vida pueda estar sugiriéndole. Siempre es difícil dilucidar las señales ocultas en nuestros errores, pero creo sinceramente que es un trabajo que hay que acometer, más allá de la anécdota, para mirar el panorama general, conocernos con propiedad, y así, crecer y evolucionar.

Una vez apagadas las luces, retirados el árbol y las guirnaldas, dese un tiempo para afinar su oído. Parta con las palabras que le gustan pero principalmente fíjese en aquellas que le han quitado el sueño. Pregúntese sobre el mensaje oculto que portaban y que quizás no supo -o no pudo- abrirle la puerta. Mi regalo de los dos pasos es una oportunidad a no saltárselo nunca más, para que acallando la chicharra deje hablar al alma y así, convertirse en su propio "alquimista", y transmutar sus dolores en oro, recordando lo que se reza en el Kybalion: "Los labios de la sabiduría permanecen cerrados, excepto para el oído capaz de comprender".

¡Feliz 2018!

Por Cristina Vásconez, Coach del Amor (www.cristinacoach.cl. cvasconez@puntopartida.cl)
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores