Día Mundial de la Obesidad y alto índice de niños chilenos con sobrepeso: ¿En qué estamos fallando?

Una nutrióloga infantil y el presidente de la Sociedad Chilena de Pediatría repasan algunos factores en los hábitos de las familias en Chile, que están provocando que los menores estén en los primeros puestos de sobrepeso de la región.

12 de Noviembre de 2018 | 16:09 | Por Ángela Tapia F., Emol

"Mientras más tarde introduzcamos el gusto por el dulce, mejores hábitos van a tener los niños", dice la nutrióloga Ximena Raimann.

AP
SANTIAGO.- Los informes son demoledores. Chile encabeza el ranking de obesidad femenina en Sudamérica, y en cuanto a los hombres, ocupa el segundo lugar. Por eso pediatras y nutriólogos insisten en que para prevenir esta realidad en los futuros adultos es imprescindible que hoy, los niños aprendan buenos hábitos alimenticios. Sin embargo, el panorama no se ve muy auspicioso cuando el 9,3% de los chilenos menores de cinco años presenta sobrepeso, una de las mayores tasas de América Latina y el Caribe.

Ante esto, los expertos apuntan como los principales culpables a los papás, a los malos hábitos alimenticios en el hogar y a la vida sedentaria. "Las mamás y papás son responsables de evitar el consumo de bebidas, azúcar y jugos, incluso los naturales, en los niños", explicó el presidente de la Sociedad Chilena de Pediatría, Humberto Soriano.

Se trata de restringir alimentos que los niños no necesitan para su desarrollo, pero que pese a las advertencias, continúan estando presentes en su rutina. La nutrióloga infantil de la Clínica Las Condes, Ximena Raimann, lo ejemplifica con "los paquetitos de galleta". "Hoy no hay niño que no lleve de colación un paquete de galletas, cuando todos sabemos que debería llevar una fruta", cuenta.

A esto se le suman muchos otros factores, como el almuerzo que los menores llevan al colegio. Este, critica Raimann, "solo incluye plato de fondo", en vez de reducir la cantidad para complementarla con un poco de ensalada y una fruta.

Y otro tema quizás más común: la clásica once-comida que muchos hogares chilenos hacen para reemplazar la cena, y que consiste, en algunos casos, en una mesa con queso, jamón, mermelada y hasta queque. Lo correcto, dice la nutrióloga, es tener cuatro comidas diarias, no tres. Y la once o merienda debe ser liviana. En cuanto a los niños, "leche descremada con un pedacito de pan", detalla la experta, quien estará junto a otros médicos respondiendo preguntas relacionadas al sobrepeso en la clínica, este lunes, con motivo del Día de la Obesidad.

Ni dulces ni pan, antes de los dos años

Otro consejo no menor en la lucha contra los altos índices de obesidad infantil, es evitar que los niños tengan un acceso permanente a dulces y alimentos chatarra. En una despensa, dice Raimann, no tiene por qué haber chocolates y galletas. Y es labor de la familia en conjunto que esta y el refrigerador tengan opciones saludables para que los menores se alimenten, como frutas y verduras lavadas y listas para su consumo.

"No hay nada de malo en comer dulces y papas fritas o helado de vez en cuando, pero tiene que ser para un día especial, un cumpleaños, un domingo familiar, por ejemplo; no algo que se dé de lunes a viernes. Sobre todo si el niño después se va a ir a comer frente al televisor", explica la nutrióloga, advirtiendo que es sumamente importante no dar dulces ni pan a niños menores de dos años.

"Mientras más tarde introduzcamos el gusto por el dulce, mejores hábitos van a tener los niños", asegura, y agrega que darles de beber solo agua, en vez de jugos azucarados, es fundamental.

La vida sedentaria: Adultos deben dar el ejemplo

El sobrepeso infantil de Chile responde a muchos factores que reflejan la forma de vivir local, con la falta de tiempo para preparar comidas saludables y para programarse con un menú balanceado para todos los integrantes de la familia durante la semana. Y asimismo, responde a la rutina nacional que en muchos casos, es sedentaria.

Para cambiar esto en los menores de edad no queda otra alternativa que predicar con el ejemplo, dice Soriano. "En el día a día muchas veces optamos por lo cómodo, que lamentablemente no siempre es lo mejor (…) El fin de semana, en vez de ir al mall, es mejor llevar a hijas e hijos a aprovechar los parques, plazas y cerros abiertos a la comunidad para hacer caminatas en familia y con amigos".

Para el pediatra, lo ideal es que un niño realice al menos una hora de actividad física al día y que las autoridades "aprueben la ley pendiente" que obliga a los colegios a preocuparse de que los alumnos cumplan con este requerimiento de salud en cada jornada escolar.

Al respecto, el presidente del comité de Medicina del Deporte de la misma entidad de Soriano, el doctor Francisco Verdugo, explicó: "No es agregar más horas de clases de Educación Física, sino que aumentar el nivel de actividad en el quehacer cotidiano de los preescolares y escolares, haciendo, por ejemplo, los recreos más activos, pausas activas entre cambio de clases, y apoyar el trasporte activo al colegio, asegurando el perímetro alrededor de éste, entre otras medidas".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores