Familia real británica celebró la Pascua sin Meghan, y con William y Harry evidentemente distanciados

Los hermanos no cruzaron palabra en el servicio que tuvo lugar en la capilla de St. George y en el que también se celebró el cumpleaños número 93 de su abuela, la reina Isabel II.

22 de Abril de 2019 | 10:45 | Redactado por M. Francisca Prieto, Emol / EFE

Miembros de la familia real reciben a Isabel II en la entrada a la capilla St. George. Harry y William no se ubicaron uno al lado del otro, como solían hacerlo.

Reuters
William, duque de Cambridge, y Harry, duque de Sussex, asistieron ayer al servicio de Pascua celebrado en la capilla St. George de Windsor. Sin embargo, hubo dos detalles que llamaron la atención de los presentes: la ausencia de Meghan y la frialdad entre los hermanos.

Según los medios locales, lo primero se explica porque la esposa de Harry está ad portas de dar a luz a su primer hijo. De hecho, se habla de que el parto podría ocurrir en cualquier momento, aunque solo se hará público cuando los duques de Sussex lo decidan, tal como lo anunciaron la semana pasada.

Respecto a la frialdad entre William y Harry, la prensa británica asegura que deja en evidencia el distanciamiento que existe entre los hermanos. En este sentido, Judi James, experta, en lenguaje de señas señaló al Daily Mail que parecían completos "extraños" y que quedó claro que el duque de Sussex hizo todo lo posible para evitar a William.

Harry caminó a la capilla por delante de William y su esposa Kate, algo muy diferente a lo que ocurría cuando el duque de Sussex estaba soltero y los tres eran inseparables.

"Él claramente tiene en mente al nuevo bebé y sería natural que sus niveles de ansiedad aumenten en un momento como este, pero la falta de contacto con William en los eventos públicos ocurre en un momento en el que se podría esperar exactamente lo contrario", sostuvo James.

Harry tampoco se formó al lado de su hermano y de su cuñada a la entrada de la capilla, para saludar a su abuela, la reina Isabel II, quien además ayer cumplía 93 años. El duque de Sussex prefirió instalarse entre Autumn Phillips, esposa de su primo Peter Phillips, y Zara Tindall, hermana de este.

Trabajo "a medida" en África


La prensa británica también dio a conocer que los asesores de Harry estarían diseñando para él un trabajo internacional "a medida", probablemente en África, que combinará labores de representación de la Commonwealth con tareas benéficas y de promoción del Reino Unido.

Harry guarda estrechos vínculos con varios países africanos y visita el continente desde su adolescencia. En 2004 pasó un año en Lesoto, donde, en 2006 fundó una organización benéfica y se cree que se enamoró de Meghan durante un viaje a Botswana, un país al que el príncipe se refiere como su "segunda casa" y a donde regresó en 2017 para celebrar el 36 cumpleaños de su esposa.

Sin embargo, otras posibles opciones serían Sudáfrica y Malawi.

Al parecer, se quiere encontrar un papel "adecuado" para Harry al tiempo que William comienza sus preparativos para ser rey en un futuro.

Según esto, desde la casa real británica preferirían mantener a Harry y Meghan como parte de la "marca real" en lugar de dejarles perseguir sus propios proyectos, como una serie de televisión sobre salud mental con la popular presentadora estadounidense Oprah Winfrey.

La idea de ofrecerles un papel en África habría tomado forma tras haberse rechazado otras propuestas, como que los duques de Sussex se convirtieran en enviados comerciales para el Reino Unido tras el "Brexit" (la salida del Reino Unido de la Unión Europea).

Una fuente no desvelada afirmó que "las conversaciones se encuentran en una fase temprana pero el plan es encontrar una nueva manera de usar sus habilidades, lo más probable en África".

"Hay conversaciones entre los círculos de palacio sobre qué hacer para aprovechar a Harry y Meghan o cómo sacar partido de este fenómeno que ha emergido (con ellos); cómo hacerlo productivo", indicó otra fuente.

Se espera que los asesores de Harry se entrevisten con el Gobierno británico a fin de determinar cómo concretar esos planes y cómo proporcionar seguridad para la pareja durante esa estancia fuera del país, que podría durar dos o tres años.

En esas conversaciones será clave Simon Case, quien fuera secretario privado de William y que trabajó en Downing Street tanto para el ex Primer Ministro conservador David Cameron y para la actual jefa del Ejecutivo, Theresa May.

Case opina que un periodo de separación entre los príncipes les ayudará a definir cuáles serán los papeles que ambos desempeñarán en los próximos 50 años.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores