Repartidor de pizza que escupió el pedido de un cliente en Turquía fue condenado a dos años y medio de prisión

A pesar de que Burak S. reiteró su inocencia y exigió su absolución, el tribunal lo consideró culpable de "daño de propiedad", y "envenenar comida y poner en peligro la salud de las personas".

12 de Febrero de 2020 | 13:37 | Redactado por M. Francisca Prieto, Emol

Las cámaras de seguridad del edificio de departamentos donde debía entregar el pedido, registraron los movimientos del repartidor.

Captura
El repartidor de pizza que fue acusado por un cliente de escupir su pedido en Turquía, fue condenado a dos años y medio de cárcel por la justicia de ese país.

El hecho ocurrió en 2017 en la ciudad de Eskisehir, cuando Burak S. llegó hasta el edificio de departamentos para entregar el pedido que había hecho Huseyin Alyuz. Sin embargo, antes de hacerlo, abrió la caja de la pizza y acercó su rostro al producto, supuestamente para escupirlo. Todo quedó grabado por las cámaras de seguridad del recinto.

Tras ser acusado, el repartidor se defendió afirmando que no dañó el pedido, sino que lo que realmente hizo fue asegurarse de que todo estuviera bien con él, ya que sabía que Huseyin Alyuz era un cliente problemático.

Pese a la explicación, Burak S. fue despedido de su trabajo, además de ser imputado por poner en peligro la vida de otras personas, envenenando o dañando la comida. Asimismo, fue acusado de "dañar bienes y poner en peligro la salud del cliente".

Este martes, el repartidor se presentó ante una corte, donde volvió a asegurar que era inocente. "Exijo mi absolución", dijo, según informó el Daily Mail.

Sin embargo, el tribunal lo consideró culpable de "daño de propiedad", y "envenenar comida y poner en peligro la salud de las personas". Así, el acusado fue condenado a dos años y 6 meses de prisión.

Tomando en cuenta que el repartidor arriesgaba hasta 18 años de cárcel, el cliente afectado consideró insuficiente la condena. "No es algo que solo me ha ocurrido a mí. He escuchado que otras personas han sufrido de semejante abuso", sostuvo Alyuz, quien fue indemnizado por el restaurante para el que trabajaba Burak S.

Asimismo, aseguró que lo hecho por el repartidor es "una forma de terrorismo" y recordó la crisis de salud por la que atraviesa el mundo por el coronavirus. "Uno puede infectarse por el escupitajo de otro", concluyó.

Según el medio turco Daily Sabah, tanto el acusado como el demandante pueden apelar a la sentencia, la que Burak S. comenzará a cumplir cuando un tribunal superior la confirme.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores