Una iniciativa de:

Flexibilidad y respeto: Expertos entregan recomendaciones para integrar a un nuevo colaborador en modo teletrabajo

Desde que la crisis sanitaria comenzó en Chile, hace poco menos de un año, las empresas tuvieron que asumir un nuevo rol en términos laborales donde el trabajo a distancia pasó a jugar un rol relevante. A continuación, dos expertos entregan consejos para que el proceso de integrar a un nuevo trabajador sea menos complejo.

21 de Enero de 2021 | 08:32 | Redactado por Patricio Gutiérrez
Shutterstock
La pandemia del coronavirus generó importantes cambios en el contexto laboral dando al teletrabajo un nuevo protagonismo debido a las cuarentenas y restricciones que enfrenta el país desde que estalló la crisis sanitaria en Chile hace poco menos de un año.

Ha sido tanto el auge del trabajo a distancia que las autoridades incluso crearon una nueva ley para regular esta modalidad que detalla los deberes y derechos tanto de colaboradores como empleadores con el objetivo de resguardar las condiciones de seguridad y salud de aquellas personas que presten servicios de manera remota.

Considerando ese contexto, y que la emergencia por el Covid-19 sigue golpeando al país, es que los expertos proyectan que las empresas seguirán contratando a colaboradores en este nuevo formato de teletrabajo y de ahí que entregan algunas recomendaciones para integrarlos de manera correcta.

Tomás Valles, gerente de Marketing de la empresa experta en empleabilidad, People & Partners, sostiene que “hay que considerar que la relación del trabajador con la empresa comienza en el proceso de reclutamiento o selección, por lo que cuidar ese espacio es tan importante como su proceso de integración, ya que durante las entrevistas y en las primeras interacciones con la cultura de la empresa, el potencial trabajador comenzará a tener sus primeras impresiones y un primer feeling de cómo funciona o se transmite la identidad de la compañía. En esas primeras impresiones, es importante comenzar a sembrar la relación e ir evaluando el posible match cultural”.

Asimismo, asegura que “parte de una integración humana requiere de evitar que la persona se sienta en una especie de trámite como recurso productivo, sino que, por el contrario, se deben generar experiencias que sorprendan al trabajador y lo ayuden a potenciar su sentido de pertenencia hacia la organización. Los primeros 90 días de una persona en la organización son críticos y claves para asegurar una buena productividad, lograr una buena asimilación de la cultura de la empresa y alinearse con las expectativas de la organización”.

Los aspectos legales



Si por un lado la integración humana pasa a tomar un rol más relevante en términos del trabajo remoto, por otro lado, Ximena Vives, Sub Gerente de Servicios de Capital Humano en Clear People, pone énfasis en los aspectos legales que debe tener en cuenta la empresa.

“El empleador debe estar bien al tanto de lo que significa e implica la ley del teletrabajo, porque si bien la contingencia y la pandemia obligó a muchas empresas a llevar el trabajo presencial al teletrabajo, hoy hay una ley que lo avala. Entonces no es una cuestión solamente por comodidad, sino que hay deberes y derechos asociados a esta nueva modalidad de trabajo”, manifiesta.

Es así que, añade, “el empleador tiene que estar enterado que debe cumplir con ciertas obligaciones en torno a la seguridad, de que todas las obligaciones que tenía en un trabajador que estaba en sus dependencias laborales, no se pierdan porque está en su casa. Igualmente debo estar preocupado que las condiciones en las que está trabajando mi trabajador sean las óptimas”.

Por otro lado, también hizo hincapié en que es necesario que se entreguen “todos los recursos para que los colaboradores puedan hacer el trabajo de la mejor manera posible y también hacerse cargo desde el punto de vista económico para que esta operación se mantenga a lo largo del tiempo”.

En esa misma línea, Tomás Valles, expone que “tenemos fe que la mayoría de las compañías están trabajando alineadas a los avances legales de la Dirección del Trabajo respecto al teletrabajo, que han ido evolucionando constantemente a medida del progreso de la pandemia”

“Lo importante en los aspectos legales es cultivar un clima de transparencia, adaptabilidad y flexibilidad, donde tanto la compañía y el empleado puedan siempre conversar, aclarar dudas y también entender que en el terreno legal del teletrabajo hay avances importantes, pero aún queda por mejorar”, complementa.

La nueva forma de trabajar



Flexibilidad y respeto son dos conceptos clave a la hora de integrar a un nuevo colaborador en modo teletrabajo según dice Ximena Vives. La profesional destaca que el empleador debe ser “flexible porque hoy en día no solo los trabajadores están en sus casas, sino también sus hijos, por ejemplo, y eso hace que no solo se enfoquen en su trabajo, sino también haciendo labores propias del hogar”.

También llama a prestar atención a las flexibilidades horarias que puedan necesitar los colaboradores que se integran a un nuevo equipo. “Hoy es difícil para una persona estar sentado 9 o 10 horas como se hacía en la oficina. Hay que hacer pausas porque hoy día la salud mental se ha visto bien afectada por la situación del encierro, que no puedes ver a tus familiares, amigos, etc, entonces hay que permitir ciertas flexibilidades al trabajo para no sumar otros factores estresantes que tienes en el día a día”, afirma.

Desde People & Partner, en tanto, recalcan que cuando un colaborador entra a un nuevo trabajo, “lo esencial es lograr hacer un match entre ambas partes, donde la empresa como el trabajador se sientan cómodos y alineados con sus estilos de trabajo”.

El proceso de adaptación



La misma flexibilidad de la que habla Ximena Vives es la que se necesita en el proceso de adaptación cuando se suma un nuevo trabajador en el formato laboral a distancia. Según la experta de Clear People, “hay que entender que hay personas que les va a costar un poco más y hay que acompañarlos en el proceso, hacerles capacitación, para acercarlos a las herramientas digitales y que puedan hacer un trabajo de manera correcta”.

Con esto, prosigue Vives, se busca que el “el teletrabajo no se convierta en una labor estresante, sino que sea más amigable”.

En cuanto la responsabilidad que recae en los colaboradores, Vives afirma que deben entender que el teletrabajo “no es un relajo, sino más bien es una nueva modalidad y que algunas empresas lo dejaron como una modalidad permanente porque vieron que funcionaba y que es un paso a mejorar la calidad de vida de ellos mismos (trabajadores) para estar en casa y compartir un poco más con la familia”.

De esta misma manera, Tomás Valles dice que “es importante generar un espacio de confianza, donde el jefe y empleador puedan identificar alguna barrera o gap de riesgo de este cambio en el modo de trabajo, y definir un objetivo ayudando especialmente al colaborador a identificar rápidamente las normas o claves culturales de la organización”.

La función de las jefaturas



Finalmente, ambos expertos concuerdan que el rol de las jefaturas en estos casos es de suma importancia, sobre todo en el proceso de on-boarding y acompañamiento.

“En el trabajo remoto se sugiere destinar un poco más de tiempo a la mentoría y sobre todo a la claridad de las tareas y desafíos para el nuevo trabajador. Abrir también espacios de conversación y confianza. No bastará con una sola reunión, es importante establecer un calendario periódico, para ir monitoreando los resultados y también el impacto o estado emocional del empleado. Desde ese diagnóstico, es posible poder definir estrategias o tácticas, para acelerar el proceso de integración o ayudar a focalizar a la persona en proyectos de temprano impacto, donde pueda probar su valor”, dice Valles.

Ximena Vives, por su lado, apunta que “hoy día se habla de un estilo de liderazgo digital. No solo la pandemia obligó a que las personas trabajaran desde sus casas, sino que también significó un desafío para las jefaturas o líderes de amoldar su estilo de liderazgo a tener que supervisar a una persona que no tienes al lado.

“Es súper importante que los líderes estén mucho más comunicados con sus trabajadores, pero que no sea un control excesivo. No tengo que llamarlo cada 5 minutos para saber si está cumpliendo con su trabajo, sino que establecer reuniones todos los días para crear objetivos del día, problemáticas, etc.”, comenta.

Es así que “entender el respeto de cada espacio y de los horarios” es clave, plantea Vives, puntualizando que en estos nuevos tiempos la flexibilidad es el nuevo protagonista.



¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores