EMOLTV

Antes de que falte el aire: Neumólogos entregan 20 recomendaciones para cuidar los pulmones a tiempo

Desde lo más obvio, como dejar de fumar, hasta preferir dietas con Omega-3 y poner el tema sobre la mesa. Siete expertos entrevistados por "The Guardian" compartieron una serie de consejos para el mantenimiento de la salud pulmonar, para prevenir daños antes de que sea demasiado tarde.

17 de Marzo de 2024 | 09:14 | Por Equipo Multimedia, Emol.
"No podemos respirar sin ellos y hay muchas cosas que hacen que funcionen peor". Con esta premisa, The Guardian pone sobre la mesa los hábitos y acciones que podemos modificar o prevenir para cuidar de nuestro bienestar pulmonar. En esta línea, el medio inglés consultó a siete expertos en el campo de la neumología y la salud respiratoria, quienes compartieron su conocimiento y recomendaciones para mantener estos órganos sanos a lo largo de nuestra vida. Desde evitar el humo del tabaco hasta cómo el ejercicio y una dieta adecuada pueden beneficiar a este aparato vital, estos especialistas entregaron 20 consejos esenciales. Revísalos aquí y toma nota.
    1. 1. Elimina el tabaco de tu vida
      "Lo más importante es no fumar", afirma el neumólogo Philip Barber al medio inglés The Guardian, resaltando el impacto letal del tabaco que supera las muertes por cáncer de mama, próstata y colorrectal juntas en el Reino Unido. A este llamado se une Pallavi Periwal, colega de Barber y neumóloga en el Hospital General de Southampton, quien enfatiza: "Fumar en espacios cerrados puede provocar problemas no solo para el fumador, sino también exponer a otros al humo de segunda mano". Juntos, estos expertos subrayan la urgencia de evitar el tabaco para proteger nuestra salud pulmonar y la de quienes nos rodean.
    2. 2. Decídete a dejarlo, no solo a reducirlo
      "Dejarlo completamente es mucho mejor", asegura Stefan Marciniak, neumólogo de los Hospitales Universitarios de Cambridge. El especialista advierte sobre el alto riesgo asociado al tabaquismo, señalando que fumar no solo eleva las posibilidades de desarrollar cáncer, sino que también aumenta significativamente el riesgo de sufrir otras enfermedades como el enfisema y problemas cardiovasculares. "Dejarlo en cualquier momento siempre vale la pena", enfatiza.
    3. 3. Reconsidera el impacto del cannabis
      "La cannabis puede provocar enfisemas 20 años más rápido [que el tabaco]", agrega Marsiniak, resaltando los peligros del consumo de marihuana en lo que respecta a la salud pulmonar, poniendo énfasis en la necesidad de considerar seriamente los efectos de fumar sustancias en nuestros pulmones.
    4. 4. Cuestiona la seguridad del “vapeo”
      Con el auge del vapeo como alternativa al tabaquismo, muchos lo consideran una opción más segura. No obstante, Philip Barber aclara en The Guardian que esta percepción se basa en un enfoque de "reducción de daños", sugiriendo erróneamente una seguridad comparativa: "Vapear no está probado como seguro, pero es más seguro que el mayor asesino en masa del planeta". Stefan Marciniak refuerza esta idea al añadir que, a pesar de ser menos perjudicial que el tabaco, "no es tan seguro como respirar aire fresco".
    5. 5. Protege tus pulmones en el trabajo
      La exposición laboral a sustancias perjudiciales es un factor de riesgo significativo para la salud pulmonar. "Existen ciertos trabajos que asociamos con el potencial de daño pulmonar, como aquellos en construcción, donde hay polvo y suciedad", señala MeiLan K Han a The Guardian. Además, destaca la incertidumbre sobre los efectos de otras ocupaciones, como los técnicos en manicura y peluquería, donde el impacto aún no se comprende completamente. Para quienes trabajan en estos entornos, Han recomienda "mejorar la ventilación y optar por productos con bajos compuestos orgánicos volátiles (COV)".
    6. 6. Actívate para mejorar el aire que respiras
      Optar por medios de transporte activos puede mejorar significativamente la calidad del aire que respiramos y, por ende, nuestra salud pulmonar. Nick Hopkinson, director médico de Asma y Pulmón del Reino Unido y profesor de medicina respiratoria en el Imperial College de Londres, destaca a The Guardian que "la calidad del aire dentro de los autos suele ser peor que en el exterior, y la exposición a la contaminación es mayor". Ante esto, sugiere que caminar, andar en bicicleta o utilizar transporte público de baja emisión son opciones más saludables. Hopkinson señala la existencia de evidencia sólida que vincula la actividad física con una mejor salud pulmonar: "Cuanto más activo seas, más lenta será la disminución de la función pulmonar".
    7. 7. Valora la salud pulmonar desde joven
      Es fundamental tener en cuenta el impacto en la salud pulmonar en todas las etapas de la vida. MeiLan K Han, profesora de medicina en la Universidad de Michigan, señala que el desarrollo pulmonar comienza antes del nacimiento y continúa hasta mediados de los 20 años. Recomienda vacunar a los niños para prevenir enfermedades respiratorias y minimizar la exposición al tabaco y la contaminación del aire. A medida que envejecemos, todos experimentamos una pérdida de función pulmonar —recalca— pero factores como el ambiente y el tabaquismo pueden acelerar este proceso. Por ello, es importante cuidar nuestros pulmones desde jóvenes y a lo largo de toda la vida.
    8. 8. Minimiza el uso de leña en casa
      En conversación con The Guardian, el académico Hopkison advierte sobre las estufas a leña. Sin importar su eficiencia —dice— “son una fuente de contaminación del aire, tanto dentro como fuera de la casa”, contribuyendo a la polución misma, independiente de las mejoras tecnológicas. Por su parte, Marciniak va a lo práctico. “Si puedes oler el fuego, estás respirando humo, lo cual es malo”, resaltando ciertos factores que generan más suspensión de partículas, como la madera húmeda. “El plástico es horrible, porque genera todo tipo de complejos del carbono que son bastante cancerígenos” agrega.
    9. 9. Investiga los trastornos del sueño
      La apnea del sueño no diagnosticada puede afectar la oxigenación del cuerpo, lo que podría llevar a una disminución en la función pulmonar y otros problemas respiratorios, señala Periwal. Este trastorno a menudo pasa desapercibido porque generalmente no se asocia la dificultad para dormir con problemas respiratorios. Sin embargo, si tienes dificultades para dormir toda la noche, te despiertas repetidamente o experimentas somnolencia excesiva durante el día, podrían ser signos de apnea del sueño. "Es crucial, si estás teniendo problemas con el sueño, hacerte un chequeo para asegurar que tus pulmones están bien", aconseja.
    10. 10. Usa mascarilla si es necesario
      Periwal recomienda precaución especialmente para personas con problemas cardiovasculares, respiratorios y niños pequeños, quienes son más susceptibles a caer enfermos por ciertos contaminantes. "Para ellos, lo mejor es evitar salir cuando hay un nivel elevado de contaminación en el aire. Si necesitas salir, usa una mascarilla". Comparte su experiencia personal visitando a sus padres en Delhi, conocida por su mala calidad del aire. "Mi padre tiene asma, así que siempre revisan el índice de calidad del aire antes de salir y utilizan mascarillas. Aunque algo es mejor que nada, si es posible, es recomendable usar mascarillas anti-polución que filtren las partículas."
    11. 11. Prefiere el ejercicio al aire libre
      Por su parte, Marciniak señala que en la mayoría de las ciudades —salvo cuando la contaminación es extrema— hacer ejercicio al aire libre tiene beneficios netos, considerando tanto los efectos negativos de la polución como los beneficios de la actividad física. No obstante, advierte que en países con altos niveles de contaminación como India y China, los beneficios se agotan en los primeros 15 minutos de ejercicio.
    12. 12. Desafía tus pulmones y músculos con ejercicio
      "Para beneficio de los pulmones, hay dos tipos de ejercicio clave", explica Barber a The Guardian. El primer tipo incluye actividades que incrementan tu ritmo respiratorio, como caminar rápidamente, correr o andar en bicicleta, todas ellas actividades que ejercitan tu corazón y pulmones más allá de lo habitual. El segundo tipo son los ejercicios de fortalecimiento muscular, como hacer sentadillas y abdominales, cruciales para mantener la fortaleza corporal, sobre todo al envejecer. Estos ejercicios mejoran las probabilidades de recuperación tras operaciones y ayudan a mantener una buena salud pulmonar.
    13. 13. Descubre la respiración sin complicaciones
      Hopkinson se muestra escéptico a las afirmaciones de algunos "gurús de la respiración": "Hay quienes nos hacen creer que grandes sectores de la población (sin enfermedades pulmonares ni cardíacas) respiran de alguna manera de manera incorrecta, lo cual es una tontería", dice. Y agrega: "Para la mayoría de las personas, el problema es simplemente el estado físico, no la respiración disfuncional".
    14. 14. Nutre tus pulmones con una dieta rica en omega-3
      Periwal enfatiza la importancia de incluir antioxidantes en la dieta, especialmente ácidos grasos omega-3. "Una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, no solo beneficia a los pulmones sino a todo el cuerpo, mejorando la inmunidad y reduciendo la frecuencia de infecciones”, comenta. En la práctica, este tipo de grasa se encuentra en pescados grasos como el salmón, la caballa o las anchoas; semillas de lino o chía; nueces y productos de soja, entre otros.
    15. 15. Escucha tu cuerpo cuanto te falte aire
      Los especialistas también destacan que no debemos ignorar la falta de aliento, a menudo malinterpretada como parte del envejecimiento o restos de condiciones antiguas como el asma. La dificultad para respirar en actividades diarias puede ser un signo de enfermedad pulmonar o cardíaca, afectación por baja forma física o incluso ansiedad. "Si te quedas sin aliento al hacer cosas normales, o si esto interfiere con lo que harías normalmente, entonces es algo que debes tomar en serio", enfatiza Hopkinson.
    16. 16. Vacúnate para fortalecer tu sistema respiratorio
      Para los especialistas, la vacunación es clave. Así lo afirma Periwal, quien enfatiza sobre la importancia de protegerse contra el covid-19, así como de recibir las vacunas contra la gripe y el neumococo. Según explica, las personas vacunadas experimentan versiones menos severas del coronavirus, con menos necesidad de hospitalización comparadas con aquellas no vacunadas. Así también, advierte sobre el daño pulmonar permanente en quienes tuvieron covid severo antes de que las vacunas estuvieran disponibles, resaltando que vacunarse es una medida preventiva simple pero efectiva. "No podemos bloquear completamente al virus, pero sí podemos reducir su impacto”, cuenta.
    17. 17. Consulta si tu tos persiste
      Si la tos supera las dos o tres semanas, Barber aconseja consultar a un médico: "Si tienes tos más allá de dos o tres semanas, es una señal de que hay alguna patología continua que la mantiene".
    18. 18. Domina la técnica de tu inhalador
      Usando como caso de referencia a Reino Unido, el académico del Imperial College asegura que "el asma va en aumento", destacando la gravedad de sus consecuencias en términos de hospitalizaciones y riesgo de muerte. La contaminación, como el humo del tabaco y la mala calidad del aire, aumenta la sensibilidad de los pulmones a alérgenos, provocando inflamación en las vías respiratorias que las estrecha. Hopkinson subraya la eficacia de los inhaladores para relajar los músculos o disminuir la inflamación, permitiendo a muchos pacientes vivir sin síntomas. Resalta la importancia de usar correctamente el inhalador, ya que errores comunes pueden hacer que el medicamento no llegue a los pulmones.
    19. 19. Limpia tu hogar de alérgenos y moho
      El neumólogo de Cambridge se dirige a la gente que tiende a experimentar o batallar contra las alergias. Según explica, "hay algunas cosas que no se pueden evitar fácilmente, como los ácaros del polvo doméstico", pero hay una serie de medidas que se pueden adoptar. Entre ellas: utilizar aspiradoras especiales, conseguir fundas especiales, cambiar las alfombras y no tener un gato, si eres alérgico a ellos.
    20. 20. Involúcrate en mejorar la calidad del aire
      La última recomendación enfatiza el papel crucial de los factores sociales en la salud pulmonar. Hopkinson destaca que alrededor de la mitad del riesgo de desarrollar enfermedades pulmonares en la vida adulta se origina en la infancia, influenciado por factores como la privación infantil, los efectos de la austeridad, vivir en hogares fríos y húmedos, la exposición a la contaminación del aire tanto interior como exterior, una nutrición deficiente y la falta de acceso a atención médica oportuna. "Estamos acumulando una generación de niños cuya salud pulmonar se verá afectada", advierte. Anima a la participación en iniciativas sobre la calidad del aire, la salud y el alojamiento, y a dialogar con políticos para fomentar políticas que promuevan entornos de vida más saludables.
Fuente: The Guardian | Adaptación y diseño: JM. Vilches y Bastián Sirguiado, Emol.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Recomendados Emol