"Y al séptimo día, no jugarás"

El internacional ecuatoriano Alberto Montaño se fue de su país, porque asegura que recibió un "llamado de Dios" que le dijo que se marchara a jugar lejos, muy lejos.

04 de Julio de 2000 | 10:33 | EFE
QUITO.- El defensa central internacional ecuatoriano Alberto Montaño dejó el fútbol local "por orden de Dios", compró su pase al club Barcelona y se fue a México en busca de un equipo para cumplir con el mandato divino, aseguró este martes el presidente del club, Miguel Palacios.

Montaño es uno de los líderes en Ecuador de la agrupación religiosa denominados en el mundo "Atletas de Cristo", y según el futbolista Dios le dijo que debía salir del país para continuar con su destino.

"El contrato de Montaño se terminó el pasado 30 de junio, luego me comunicó que no quería seguir jugando en Barcelona, porque había recibido un mensaje de Dios que le decía que debía buscar horizontes en otros lados pero que no fuera en Ecuador", señaló a la prensa local el directivo Palacios.

"Traté de convencerlo, le hice ver la inconveniencia de que si no juega en Barcelona, incluso, no jugaría en la selección y él me dijo que tenía que seguir su voz y su destino, por lo que los directivos del club le dimos las facilidades", explicó Palacios.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores