Schumacher ruega por la lluvia

El piloto, un maestro en el manejo en pista mojada, está convencido de que la lluvia lo podría favorecer este domingo en el Gran Premio Alemán.

27 de Julio de 2000 | 13:49 | AP
HOCKENHEIM.- Ahora que los McLaren están siendo más rápidos que los Ferrari, y David Coulthard y Mika Hakkinen se le acercan a paso acelerado en la clasificación mundial, Michael Schumacher ruega por que llueva el domingo en el Gran Premio Alemán.

"Ojalá siga lloviendo hasta el domingo. Eso me podría favorecer", declaró el piloto, un maestro en el manejo en pista mojada, luego de un partido de fútbol a beneficio de una obra caritativa.

En los últimos días ha llovido persistentemente en esta región y los meteorólogos pronostican más lluvias este fin de semana.

Schumacher no terminó tres de las últimas cuatro carreras y vio evaporarse la ventaja de 22 puntos que tenía al tope de la clasificación. Coulthard está ahora a seis puntos y Hakkinen a ocho.

Schumacher ganó esta carrera en 1995 y es el único piloto nativo en haberse adjudicado el Gran Premio Alemán.

Los McLaren monopolizaron los dos primeros lugares en las dos últimas carreras. Coulthard ganó el Gran Premio Francés, en el que fue escoltado por Hakkinen, y las posiciones se invirtieron dos semanas atrás en el Gran Premio Austríaco.

Corridas 10 de las 17 carreras del calendario, Schumacher tiene 56 puntos, contra 50 de Coulthard y 48 de Hakkinen.

Hakkinen conservó los diez puntos de su victoria en Austria pese a que a McLaren se le comprobó una violación a los reglamentos: la caja con los controles automáticos de su auto no tenía el envoltorio plástico oficial.

A McLaren, sin embargo, se le desconocieron los diez puntos en la tabla de fabricantes.

"Es algo muy decepcionante. Soy parte del equipo y me afectó mucho", declaró Hakkinen.

Schumacher no alcanzó a dar una sola vuelta en Austria ya que en la misma largada Ricardo Zonta lo tocó desde atrás y lo dejó afuera de la carrera.

"Las cosas no han salido bien, obviamente. Ya tuvimos bastante mala suerte y es hora de que nos cambie la fortuna", dijo el alemán.

"Ha habido varias circunstancias desafortunadas, pero son cosas del automovilismo", agregó.

Agregó que no le molesta que se haya reconocido la victoria de Hakkinen en Austria. "Uno quiere ganar el campeonato en la pista", afirmó.

Hakkinen se tomó algunos días de descanso antes del GP Austríaco y volvió a hacer lo mismo con miras al GP Alemán.

"Es la preparación ideal", comentó.

"Correr en Alemania es un gran desafío. Hay mucha tensión, pero eso no es un problema", sostuvo Hakkinen, quien ganó esta carrera en 1998.

McLaren se sentirá como en casa ya que usa motores Mercedes, que tiene su sede central en la vecina Stuttgart.

El escocés Coulthard dijo que se tiene "mucha confianza" porque este circuito le gusta. "Espero ganar esta carrera", expresó.

A Coulthard le quitaron los seis puntos de su segundo lugar en el Gran Premio Brasileño por una violación a los reglamentos técnicos. De haberlos conservado, hoy estaría empatado con Schumacher.

"No me molesta lo que pasó porque es algo que no se puede cambiar", dijo el escocés.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores