Schumacher con la pista despejada

El piloto alemán largará primero en el Gran Premio de Estados Unidos, a disputarse mañana en el circuito de Indianápolis, donde intentará dejar atrás la diferencia de dos puntos que lo alejan del líder del campeonato, el finlandés Mika Hakkinen.

23 de Septiembre de 2000 | 16:08 | EFE
INDIANAPOLIS, EE.UU.- El alemán Michael Schumacher (Ferrari F1-2000) ha tomado ventaja sobre su rival por el título mundial, el finlandés Mika Hakkinen (McLaren MP4/15 Mercedes) y mañana partirá desde la primera posición de la formación de salida del Gran Premio de Estados Unidos, que se disputa en el nuevo circuito de Indianápolis.

Pedro de la Rosa (Arrows A21 Supertec) partirá desde la novena fila y Marc Gené (Minardi M02 Fondmetal), lo hará desde la última.

Michael Schumacher, dos puntos por detrás de Hakkinen en la clasificación del mundial, ha dado lo mejor de si mismo para lograr mañana la victoria y ha conseguido el primer puesto de la formación de salida, el trigésimo en su carrera de Fórmula Uno y ha tomado una ventaja que sin embargo puede que no sea decisiva.

En esta ocasión, sobre el nuevo trazado de Indianápolis, que utiliza del famoso anillo donde se corren las 500 millas la recta principal y casi la segunda curva, aunque se hace en sentido inverso a la prueba americana, las diferencias entre los pilotos han sido mínimas y los ocho primeros se encuentran en poco más de un segundo.

Sin embargo la salida sigue siendo la asignatura pendiente de Michael Schumacher y de Ferrari y en ella deberá tener mucho cuidado ya que a su lado tendrá en la primera final al británico David Coulthard (Mclaren MP4/15 Mercedes), que se ha quedado a 126 milésimas de segundo y tras él a Mika Hakkinen, a 162 milésimas, lo que da una idea de lo competido que puede estar la carrera de mañana.

Pedro de la Rosa tan solo ha podido conseguir la decimoctava posición en la formación de salida, su coche ha sido constantemente uno de los más rápidos en velocidad punta, pero su comportamiento en la zona virada del circuito deja mucho que desear y sus posibilidades de lograr un buen resultado, son muy reducidas.

A Marc Gené le ha ido las cosas peor que de costumbre. Ayer había logrado el noveno mejor tiempo en la sesión libre, pero hoy ha caído hasta el último puesto por detrás de su compañero de equipo el argentino Gaston Mazzacane.

Por la mañana, cuando la pista estaba húmeda por la lluvia caída durante la noche, Marc Gené dio dos trompos y no ha logrado encontrar los reglajes para que el coche funcionara correctamente y le permitiera ganar algún puesto.

La amenaza de lluvia, que había caído durante la noche y que cayó cuando faltaban veinte minutos para la conclusión de la sesión de clasificación, ha propiciado que los pilotos no esperaran a los últimos minutos y consiguieran sus tiempos antes de cumplirse la primera mitad de la misma.

Para mañana persiste la posibilidad de lluvia y de caer sería la primera vez que se corre en Indianápolis en esas condiciones, ya que cuando se disputan las 500 millas nunca se hace con la pista mojada.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores