Liga de Campeones: Bayern se sacó la espina inglesa

El cuadro alemán dejó en el camino al Manchester United, el rival que le quitó de las manos la copa en 1999, y se medirá con el Real Madrid en una de las semifinales de la competencia europea.

18 de Abril de 2001 | 17:03 | EFE
MUNICH.- El Bayern Munich logró derrotar al Manchester United por 2-1 y venció así a la sombra de la final perdida hace dos años ante el mismo equipo en Barcelona, lo que supone la clasificación a la semifinal de la Liga de Campeones, donde se encontrará con el Real Madrid.

El duelo contra el Madrid será para el Bayern una nueva revancha puesto que fue el equipo blanco quien los eliminó el año pasado en la misma instancia en la que se encontrarán los dos clubes en esta temporada.

El brasileño Giovane Elber abrió el marcador en el minuto 5 al rematar un centro de Michael Tarnat, tras una jugada iniciada en el centro del campo por el francés Willy Sagnol, cuando todavía ninguno de los equipos había disparado a puerta.

Ese gol tempranero aumentó la presión sobre el cuadro inglés, que un primer momento pareció desconcertado y permitió cerca de 20 minutos de claro dominio alemán en los que los bávaros hubieran podido aumentar cuando Carsten Jancker estrelló, en el minuto 17, un disparo en el larguero.

Sin embargo, en la segunda mitad de la primera parte, los ingleses parecieron tomar el control del partido presionando al Bayern en toda la cancha y obligando a los jugadores contrarios a hacer pases equivocados que en varias ocasiones alcanzaron a crear alarma cerca de la portería defendida por Oliver Kahn.

Los saques de costado de Gary Neville, que Stam solía prolongar de cabeza, generaron peligro al igual que los saques de esquina, uno de los cuales llevó a un cabezazo de Andy Cole que Mehmet Scholl tuvo que despejar con la pierna derecha prácticamente en la raya de gol.

Paradójicamente, cuando mejor jugaba el Manchester vino el segundo gol del Bayern, que nació en una jugada individual de Jens Jeremies quien arrancó desde la mitad de la cancha, dejó a dos ingleses en el camino y, antes de llegar a la línea de fondo, lanzó un centro que terminó en los botines de Mehmet Scholl que marcó de un derechazo preciso ante Fabien Barthez.

La presión del Manchester no cesó y, después de que Andy Cole ya en el descuento de la primera parte estrellará un balón contra Oliver Kahn, que acaba de lanzarse en dirección equivocada, Brian Giggs logró el empate al comenzar la segunda parte e hizo que todo fuera posible para los ingleses.

En el minuto 69, el propio Giggs estuvo a punto de lograr el empate con un remate desde fuera del área que Kahn desvió a saque de esquina cuando el balón estaba a punto de meterse por toda la escuadra.

El Manchester seguía presionando y, como en la legendaria final de Barcelona, necesitaba dos goles y el espíritu de aquel partido empezó a flotar sobre el Olímpico de Munich en los últimos diez minutos cuando Sheringham y Solskjaer, los protagonistas de aquella noche, estuvieron también en el terreno de juego.

El Bayern creó posibilidades con contragolpes pero, una vez Scholl y otra vez Alexander Zickler, las desperdiciaba lo que hacía que el miedo siguiera vivo en el Olímpico hasta el instante del pitido final que redimió a los bávaros de la pesadilla del recuerdo de hace dos años

BAYERN MUNICH: Kahn; Kuffour, Andersson, Linke; Sagnol, Jeremies, Effenberg, Tarnat; Jancker (Zickler, m. 34), Elber (Santa Cruz, m. 64) y Scholl (Paulo Sergio, m. 89).

MANCHESTER UNITED: Barthez; G.Neville, Brown, Stam, Silvestre; Shole, Keane, Butt (Solskjaer, m. 78), Giggs; Yorke (Sheringham, m. 66) y Cole.

Arbitro: Victor Melo Pereira (POR).
Goles: 1-0, 5' Elber; 2-0, 40' Scholl; 2-1, 50' Giggs.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores