EMOLTV

US Open: Kuerten quiere hacer historia

El argentino Guillermo Vilas ha sido el único latinoamericano que ha podido salir triunfal en los 120 años del Grand Slam estadounidense, pero en esta ocasión el tenista brasileño llega como favorito para alargar esta lista.

26 de Agosto de 2001 | 16:44 | EFE
NUEVA YORK.- El tenista brasileño Gustavo Kuerten llega este año al Abierto de Estados Unidos como gran favorito, convencido de que puede ser el segundo latinoamericano en conseguir el título de campeón, después del argentino Guillermo Vilas.

Kuerten, de 24 años, lleva ya varios días entrenando en las pistas de Flushing Meadows con la gran noticia que la lesión de costillas que se produjo durante el partido de la final del torneo de Indianápolis frente al australiano Patrick Rafter está completamente superada.

"Me encuentro en un gran estado de forma, sin pensar en lo que sucedió en Indianapolis y ahora mi única preocupación y concentración es el Abierto, al que llegó con entusiasmo y optimismo'', declaró Kuerten.

El jugador número uno del mundo es consciente de la responsabilidad que tiene, pero también de las grandes posibilidades de superar de una vez por todas el factor de la pista dura de Flushing Meadows, donde nunca ha podido pasar de los cuartos de final.

"La gran diferencia es que este año llego convencido de que puedo jugar también mi mejor tenis en pista rápida, lo que me permite una gran concentración y seguridad", explicó Kuerten.

El popular "Guga", como se le conoce a Kuerten, podría convertirse en el segundo latinoamericano en conseguir el título de campeón después que en 1977 lo ganase por primera vez el argentino Guillermo Vilas al vencer en la final al estadounidense Jimmy Connors.

El estadounidense Andre Agassi es la gran esperanza de su país, ya que el ex número uno Pete Sampras ya ha comenzado a considerar la posibilidad de la retirada si la próxima temporada del 2002 es tan mediocre como la que ha tenido este año.

Agassi, cabeza de serie número dos y doble campeón del Abierto, quiere terminar la temporada con otro título de Grand Slam que acompañe al que ganó al comienzo en el Abierto de Australia.

"Siempre he dicho que el Abierto es un torneo muy especial para mí, pero también tengo que reconocer que los jóvenes valores cada día desarrollan un tenis más completo y pueden ganar a cualquier rival", señaló Agassi.

Los nombres del ruso Marat Safin, campeón defensor y tercer favorito, los australianos Lleyton Hewitt (4) y Patrick Rafter (6), el español Juan Carlos Ferrero (5), y el ex campeón Pete Sampras se encuentran en la lista de aspirantes al título.

La gran incógnita será ver en que estado físico y anímico llega Sampras, quien a sus 30 años y después de haber sido el número uno indiscutible del mundo, no ha podido ganar todavía ningún torneo en lo que va de temporada.

Salir como cabeza de serie número 10 va a obligar a Sampras a tener que ganar en sucesión a jugadores como Rafter, Agassi y Safin si quiere estar en la final, una misión nada fácil con el juego inconsistente que ha desarrollado hasta ahora.

Sampras, ganador de cuatro títulos del Abierto, no ha podido todavía conseguir la gran victoria en la nueva pista Arthur Ashe Stadium y en 1996 fue el último año que logró proclamarse campeón.

El ex número uno del tenis mundial está convencido que el problema no ha sido tanto su tenis sino la adaptación a la nueva pista, que considera "demasiado grande y rápida".

"No es el tipo de tenis que yo recuerdo se jugaba en las antiguas pistas y estoy convencido que es un poco más rápido el bote por lo que hay puede estar la diferencia en el resultado de mi juego", explicó Sampras.

Sin embargo, otros como el capitán del equipo de tenis de la Copa Davis de Estados Unidos, Patrick McEnroe, considera que el problema de Sampras es que con su tenis ya no intimida a nadie y todos le han perdido el respeto.

La gran atracción para los seguidores neoyorquinos será la joven promesa del tenis masculino Andy Roddick, quien ha tenido la progresión más importante del año al pasar del número 160 en la clasificación del 2000 a ser decimoctavo cabeza de serie con tres títulos individuales ganados en lo que va de temporada.

La ampliación por primera vez en la historia del Abierto a 32 cabezas de series favoreció a Roddick, que junto a Capriati se han convertido en las "historias perfectas" de la temporada para el aficionado estadounidense.
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo