US Open: Roddick es la mayor amenaza

El tenista estadounidense de sólo 19 años superó anoche en forma aplastante al español Tommy Robredo y ahora espera al vencedor del encuentro entre Lleyton Hewitt y Tommy Haas para buscar su paso a semifinales.

05 de Septiembre de 2001 | 09:50 | France Presse
NUEVA YORK.- El estadounidense Andy Roddick ganó la llamada "Batalla de los Ro-Ro" y con un tenis de extrema potencia física le pasó por encima al también adolescente, el español Tommy Robredo, para derrotarle en tres sets y avanzar este martes a los cuartos de final del Abierto de tenis de Estados Unidos.

El "Todoterreno" Roddick puso el piloto automático desde el primer golpe que dio a la pelota, y no lo quitó hasta una hora y media después, cuando se llevó el triunfo con parciales de 6-2, 6-2 y 6-4.

"Conozco el juego de Tommy y sabía que no es fácil, por eso tuve que ser consistente y mantenerme agresivo", declaró Roddick, quien cometió sólo 19 errores y consiguió que su primer servicio fuera un cuchillo para Robredo.

Roddick buscará el pase a semifinales con el ganador del partido pospuesto, a causa de las lluvias, entre el alemán Tommy Haas (N.16) y el australiano Lleyton Hewitt (N.4).

Este es el primer enfrentamiento a nivel del circuito ATP entre los dos adolescentes de 19 años, pero no en sus respectivas carreras. Como juniors, Robredo le ganó a Roddick el único compromiso entre ambos, en la final del Campeonato Juvenil de Australia de 2000.

Desde que ingresaron en el circuito mayor, Roddick, originario de Boca Ratón (Estado de Florida), ha ganado tres títulos contra uno obtenido por Robredo.

El español, número 39° del ránking mundial ATP, enfrentó con su mejor disposición a un jugador que prácticamente ha aplastado a todos sus rivales, y que en los últimos nueve partidos sólo ha perdido dos sets. No por gusto fue ubicado como decimoctavo cabeza de serie del certamen.

"Tiene un saque que desborda al rival, juega muy tranquilo los restos y totamente relajado, sin preocuparse si está abajo, porque sabe que en un momento te da tres palos, te empata y te gana", dijo Robredo, quien llegó a este choque precedido del sensacional triunfo contra su compatriota y quinto favorito, Juan Carlos Ferrero.

Roddick entró al partido con tremendas energías, y en el primer set consiguió saques de hasta 141 millas por horas (su servicio más bajo en el juego fue de 126 mph), además de golpear cada pelota como si fuera su enemigo particular.

Con ese expediente, el norteamericano pasó por encima del europeo y en el primer cuadro quebró dos veces para llevárselo 6-2.

En el segundo, Roddick siguió maltratando la pelota amarilla, y con saques como cañonazos volvió a quebrar en un par de ocasiones el servicio de Robredo, pese a que éste varió la táctica de fajarse a los palos para lanzarle algunos 'drops' (pelotas lentas con efecto).

Empero, después que la aplanadora local procesó los datos en su sistema, comenzó a responder con la misma moneda, para demostrar que no sólo sabe pegar fuerte, sino también emplear la cabeza, y de esa forma se apuntó el segundo capítulo.

"Es muy difícil jugar contra un tío que te saca un cañonazo, y si le restas tienes que mandarte a correr, porque lo que te viene para encima es una 'nata' (bala)", reconoció Robredo.

En el tercer set el joven español presentó más resistencia y llegó a acercarse 5-4 después de remontar una desventaja de dos games, pero Roddick fue aplastante y cerró el compromiso con su sexto ace del choque, a una velocidad de 132 millas por hora.
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores