EMOLTV

El nuevo orden de la NBA

Con la retorno de Michael Jordan, el cuadro de los Wizards podría pasar a ser un desconocido animador de la liga de básquetbol más grande del mundo. Sepa las razones del regreso del deportista a la actividad.

25 de Septiembre de 2001 | 16:47 | EFE
HOUSTON.- El tiempo de espera se terminó y Michael Jordan a sus 38 años volverá a la competición activa de la NBA para generar un gran número de expectativas que tendrá que ir respondiendo de acuerdo al rendimiento y aportación que tenga con su nuevo equipo de los Wizards de Washington.

Jordan, que necesitó cinco meses para decir oficialmente que volvía, ya no podrá vivir del pasado glorioso que construyó con los Bulls de Chicago, a los que les dio en trece temporadas seis títulos de liga sino que tendrá que hacer frente a la realidad de jugar con uno de los peores equipos de la NBA que en 13 campeonatos no han jugado ni una sola vez la fase final del campeonato.

Tampoco tendrá a su lado jugadores de la clase de Scottie Pippen, Horace Grant o Toni Kukoc, sino jóvenes valores que todavía no han demostrado nada dentro del ámbito profesional.

Ante este panorama la primera gran pregunta que todo el mundo se hace es por qué Jordan, que terminó de forma gloriosa y magistral -desplazando con toque sutil a Bryont Russell- su segunda etapa dentro de la NBA, ha querido comenzar de nuevo después de tres años retirado y de ser accionista minoritario de un equipo profesional.

Jordan ha dicho que su vuelta no está motivada por dinero sino simplemente por "amor al básquetbol" y por demostrar que a sus 38 años puede volver a ser la súper estrella que dominó el básquetbol profesional de la NBA.

Los que conocen a Jordan aseguran que lo hace únicamente por demostrar una vez más a todo el mundo que es el mejor de todos, que puede superarlos en el campo de competición y puede transformar a los Wizards de un equipo perdedor en uno de ganadores con aspiraciones a estar en la lucha por el título de liga.

Jordan quiere repetir con los Wizards lo que hizo con los Bulls, construir un equipo ganador y comenzó fichando a Doug Collins como nuevo entrenador, el mismo que tuvo al poco tiempo de llegar a la NBA procedente de la Universidad de Carolina del Norte.

Desde que Jordan llegó a los Wizards el pasado 19 de febrero para ocupar el puesto de presidente de operaciones, su control ha sido completo y aunque ahora tendrá que dejar el cargo, al menos en la apariencia burocrática, su presencia será todavía más determinante.