EMOLTV

Lazio: La empresa que se está hundiendo

La eliminación de la Liga de Campeones, el éxodo de jugadores claves, la compra de refuerzos que no han rendido y el gasto desmesurado tienen al club romano en uno de los momentos más críticos de su historia.

31 de Octubre de 2001 | 10:36 | EFE/emol
ROMA.- La eliminación del Lazio en la primera fase de la Liga de Campeones de Europa, certificada con la derrota en terreno del Nantes, en lo que ha sido la peor actuación del club en esta competición, puso de manifiesto un desastre económico y deportivo de la entidad deportiva romana.

La eliminación europea del Lazio representa dejar de ganar, al menos, unos 15 millones de dólares, si se tiene en cuenta lo percibido en la pasada campaña, cuando cayó en la segunda fase. Un dinero que pasaba por vital para una entidad no abundante en liquidez.

Los problemas económicos del Lazio son notorios. Al cotizar en Bolsa, tiene en las "plusvalías" (dinero ganado entre lo pagado por un jugador y lo que se percibe a su venta) su auténtico "talón de Aquiles" deportivo.

Su balance en los últimos años es altamente negativo, como evidencia el ejercicio 2000-01, que se cerró con una pérdida de 39 millones de dólares.

De hecho, este miércoles, sus acciones abrieron a 1.77 euros, lo que representa una baja de 7.7% respecto a ayer.

Para no ir a una ampliación de capital, con la consiguiente pérdida que ello podría tener el valor de la acción lacial, el club tiene que recurrir a "tapar el hoyo" con las citadas "plusvalías"; es decir, con la venta de jugadores.

Esto hizo, por ejemplo, que este verano se vendieran jugadores del calibre del argentino Juan Sebastián Verón (Manchester United), el checo Pavel Nedved y el chileno Marcelo Salas (Juventus Turín). Traspasos que se cifran en unos 110 millones de dólares, con una "plusvalía" de unos 45 millones de dólares.

Pero el problema para el Lazio es que Cragnotti, ante la presión de sus aficionados, que protestaron incluso violentamente por las ventas, se lanzó al mercado de forma algo alocada.

Así, a los ya fichados Stefano Fiore y Giuliano Giannichedda, unió el español Gaizka Mendieta, el brasileño César, el holandés Jaap Stam, el yugoslavo Darko Kovacevic y Fabio Liverani. Se gastó, se estima, unos 130 millones de dólares; o lo que es lo mismo, más de lo que ingresó.

Estos fichajes, está claro por la actuación deportiva, no han respondido a lo esperado. Como tampoco el cambio de entrenador realizado tras la segunda jornada europea, cuando tras el 1-3 encajado en el estadio ''Olímpico'' ante el propio Nantes, fue relevado de su cargo técnico Dino Zoff y puesto inmediatamente Alberto Zaccheroni.

Lo que más temen los aficionados laciales es que, como parece sentenciado, el club deba recurrir nuevamente a la venta de sus "estrellas" para salvar su economía.

Ahí está claro que el único jugador cuya "plusvalía" (no costó nada al provenir de la cantera) salvaría la situación económica no es otro que Alessandro Nesta, pretendido por el Real Madrid y un Juventus que se dice está dispuesto ha ofrecer unos 60 millones de dólares.