EMOLTV

Ferrero dejó a un paso de la eliminación a Kuerten

El español lo derrotó en dos sets y dejó al brasileño a un paso de ser eliminado del Masters de Sydney y perder, además, el número 1 del mundo. “Creo que es difícil que pueda mantener esa posición, pero si Lleyton (Hewitt) logra el número uno, será algo muy merecido, ya que estuvo jugando el mejor tenis durante los últimos dos o tres meses”, reconoció el jugador carioca.

15 de Noviembre de 2001 | 08:09 | DPA
SYDNEY.- Juan Carlos Ferrero dio prácticamente el golpe del final a las ilusiones de Gustavo Kuerten de conservar el número uno del mundo hasta fin de temporada, al vencerlo hoy por 7-6 (7-3) y 6-2, por la segunda fecha de la Copa Masters de Sydney.

Con este resultado, Ferrero, cuarto favorito, mantiene abiertas sus opciones de clasificación a semifinales en el Grupo “Ken Rosewall”, en tanto Kuerten, quien sumó su segunda derrota en el torneo, está prácticamente eliminado y muy cerca de perder el primer lugar en la “Carrera de Campeones”.

El valenciano empleó 1:25 horas para deshacerse de “Guga” sobre la carpeta del SuperDome y nivelar así el historial de enfrentamientos entre ambos en dos victorias para cada uno. La última de ellas había sido para Kuerten en las semifinales del pasado Roland Garros, que a la postre ganó.

Con un tenis agresivo y completo, Ferrero se anotó un triunfo convincente ante un Kuerten muy lejos del nivel exhibido en la primera mitad del año. El australiano Lleyton Hewitt se encuentra a a sólo ocho puntos del hombre de Florianópolis en la “Carrera” y mañana lo rebasará si vence a su compatriota Patrick Rafter y “Guga” cae frente al ruso Yevgueni Kafelnikov.

Ferrero, de 21 años, dio hoy una imagen completamente diferente a la de su debut, cuando cayó en tres sets ante Kafelnikov. Funcionó su potente drive, fue a la red con acierto y mejoró notablemente sus golpes de revés. Incluso sus saques tuvieron la virtud de herir al adversario: convirtió siete aces (por ocho de Kuerten) y su primer servicio tuvo un porcentaje de efectividad del 61 por ciento (54 del brasileño). También superó a su rival en tiros ganadores: 32 a 29.

En el primer set, Ferrero quebró rápidamente el saque de Kuerten -en el segundo game- y enseguida conservó el suyo para el 3-0. Pareció que “Guga”, más metido en el juego que en su derrota del debut ante el croata Goran Ivanisevic, estaba de regreso cuando rompió el servicio del español en el séptimo game y luego igualó el marcador 4-4.

El hombre de Onteniente desperdició dos sets points en el décimo juego, pero cuando llegó la hora de la verdad, en el tie-break, lució mucho más agresivo y preciso que Kuerten. Siempre al frente del score, Ferrero metió un ace y realizó un miniquiebre en el segundo punto, y luego mantuvo su saque. Finalmente volvió a romper cuando el brasileño dejó un drive en la red en el décimo punto del tie-break para llevarse el primer set por 7-6 (7-3).

“Finalmente pude ganar un tie-break. Los últimos cuatro los había perdido. Por eso creo que necesitaba ganar un partido como éste”, declaró Ferrero en rueda de prensa.

La pregunta que todos se hacían en el SuperDome de Sydney era si Kuerten, que venía golpeado anímicamente por sus últimos malos resultados (apenas una victoria en sus ocho encuentros precedentes), tendría la fortaleza mental para recuperarse. La respuesta llegó bastante pronto en el segundo set: Ferrero arriesgó y quebró para el 2-1, y “Guga” reaccionó botando la pelota, enojado consigo mismo.

Mucho más entero y jugando a gran nivel desde la base, Ferrero rompió otra vez en el séptimo game y consumó el derrumbe de un Kuerten definitivamente sin reacción. A continuación, el valenciano mantuvo su saque y con el 6-2 en su haber pegó un grito de triunfo ante el aplauso de los miles de escolares australianos que presenciaron el match desde las gradas, y una exigua decena de españoles, que alentaron a su connacional con un par de banderas.

“Estoy feliz, porque tuve un juego mucho más agresivo que en el partido anterior. Y además, mi servicio funcionó mejor”, dijo el español, quien reconoció haberse sentido “fuerte mentalmente”. Además, Ferrero expresó su satisfacción por “estar jugando cada vez mejor en superficies indoor, en particular sobre carpeta, que no es tan rápida como el cemento”.

Kuerten, por su parte, señaló que hizo “un buen partido”, pero se topó con un Ferrero que “jugó magníficamente”. El brasileño agregó que estaba “frustrado, porque a ninguno le gusta perder”, aunque aclaró que hoy se sintió en el court de la manera que le agrada sentirse.

Ferrero, quien por esta victoria embolsó 20 puntos para la “Carrera” y 120.000 dólares, buscará mañana el pase a semifinales frente a Ivanisevic, mientras que Kuerten intentará rescatar igual cantidad de puntos ante Kafelnikov para conservar sus chances, aunque reducidas, de repetir el número uno del mundo con el que cerró la temporada anterior luego de su consagración en el Masters de Lisboa.

“Creo que es difícil que pueda mantener esa posición, pero si Lleyton (Hewitt) logra el número uno, será algo muy merecido, ya que estuvo jugando el mejor tenis durante los últimos dos o tres meses”, reconoció Kuerten, de 25 años.

Además, si Kafelnikov vence esta noche (local) a Ivanisevic en el partido que completa la segunda fecha del Grupo “Ken Rosewall”, las mínimas posibilidades de Kuerten de alcanzar las semifinales del Masters, torneo dotado con 3,7 millones de dólares, se habrán extinguido definitivamente.