EMOLTV

Ferrero avanzó a las semifinales del Masters de Sydney

El español superó al croata Goran Ivanisevic por 7-6 (7-4) y 7-6 (7-5) y clasificó como segundo del Grupo “Ken Rosewall”, con dos victorias, la otra fue ante el brasileño Gustavo Kuerten, y una derrota, frente al el ruso Yevgueni Kafelnikov. Ahora deberá jugar su paso a la final frente al anfitrión Lleyton Hewitt.

16 de Noviembre de 2001 | 08:46 | DPA
SYDNEY.- Juan Carlos Ferrero se anotó esta noche (local) una victoria luchada y emocionante ante Goran Ivanisevic, y mañana tendrá la posibilidad de discutir un lugar en la final de la Copa Masters de Sydney frente al anfitrión Lleyton Hewitt.

El español Ferrero superó al croata Ivanisevic por 7-6 (7-4) y 7-6 (7-5) ante 15.000 espectadores que durante 1:59 minutos de juego disfrutaron en el estadio SuperDome del partido más entretenido del certamen hasta el momento.

El valenciano, de 21 años, avanzó a semifinales como segundo del Grupo “Ken Rosewall”, con dos victorias (la otra fue ante el brasileño Gustavo Kuerten) y una derrota (frente al primero de la zona, el ruso Yevgueni Kafelnikov).

El “Mosquito” estuvo punzante con su saque en el primer set, con un porcentaje casi igual de primeros servicios que el especialista Ivanisevic e idéntica cantidad de aces (seis). Así, ninguno pudo quebrar a su oponente (Ferrero salvó tres breaks points en el segundo game y desaprovechó dos en el séptimo) y se llegó a la definición en el tie-break, que el valenciano ganó con autoridad.

En el rompeempates, Ferrero hizo un miniquiebre en el cuarto punto para el 3-1 y luego mantuvo su saque para terminar llevándose la manga por 7-6 (7-4) con un último primer servicio.

El hombre de Onteniente, algo menos consistente en sus saques, comenzó el segundo set sin sacar rédito de un doble break point, al igual que Ivanisevic en el segundo game.

El partido se tornaba cada vez más entretenido, por lo parejo de la actuación de ambos, y además por el bonus del show que brinda el croata en cada presentación: arrojó la raqueta, se tiró sobre el piso, intentó cabecear una pelota con la cabeza tapada por su propia remera, para delicia del público.

Ivanisevic aprovechó su cuarto punto para rompimiento en un tercer game “interminable”, de 12 minutos, pero Ferrero le pagó con idéntico billete en el siguiente juego.

El campeón de Wimbledon sirvió luego con el marcador 5-4 en contra: a fuerza de aces (cuatro), el croata levantó cinco match points. Ferrero jugó varias pelotas notables, pero la incertidumbre se prolongó hasta otro break point, con la gente disfrutando del juego propuesto por ambos, que incluyó largos intercambios sobre la red.

Otra vez a Ferrero no le fallaron los nervios a la hora de la verdad: sumó tres miniquiebres, el último de ellos con un passing shot de derecha milimétrico, cuando Ivanisevic iba a buscar a la red, para ponerse 6-5 y con servicio para partido.

Entonces, el español hizo gala de sus progresos en el saque, y su primer servicio, que el croata devolvió a la red, terminó con el segundo set 7-6 (7-5) y el “Mosquito” con el brazo en alto, ovacionado por todo el estadio, homenajeado como un nuevo gladiador del tenis.