EMOLTV

Hípica: Crisantemo triunfó en El Ensayo

Con los colores del stud Guzo, el hijo de Fappavalley superó por 1 1/4 cuerpo a Noches de Rosa, quedando como único aspirante a ganar la Triple Corona de la hípica nacional, evento que completan el St. Leger y El Derby. La favorita Lhiz apenas pudo rescatar la sexta posición.

18 de Noviembre de 2001 | 19:52 | Arturo León Díaz, emol
SANTIAGO.- Se corrió El Ensayo. Durante la semana y hasta pocos minutos antes de la carrera, todos hablaban de Lhiz. También de su jinete, Luis Torres, y de su preparador, Juan Cavieres, ganadores de las últimas dos ediciones con Crystal House y Penamacor.

Pero Lhiz no pudo responder al favoritismo. Tampoco el jockey Torres. Menos Cavieres, que desde las tribunas veía como su yegua apenas remataba en la sexta posición. Los tres debieron rendirse ante la superioridad exhibida por Crisantemo, que con la conducción del experimentado Gustavo Barrera le dio al stud Guzo su primer gran victoria en la hípica.

El hijo de Fappavalley derrotó por 1 1/4 cuerpo a Noches de Rosa, mientras que en la tercera y cuarta colocación terminaron Mont Saint Michel y Murallón, respectivamente.

Barrera ya celebra el triunfo de Crisantemo.Eso bastó para que el presidente del Club Hípico de Santiago, Jorge Celis, y su socio y director de la institución, Alejandro Alvarez, celebraran y esgrimieran en sus rostros una sonrisa de oreja a oreja. Porque ambos son los dueños de Crisantemo, caballo que les permitió confirmar ese presentimiento que tuvieron cuando lo adquirieron en el remate selecto del año pasado en 11 millones de pesos. Ahora suma premios por 53 millones 140 mil pesos, producto de cuatro triunfos en seis actuaciones, incluyendo los clásicos Alberto Vial Infante y Club de la Unión.

Una carrera cerebral de Barrera
Lo de Crisantemo pasó por la capacidad mostrada por el caballo, que reaparecía tras un par de meses de ausencia, como por la cerebral actuación de su jockey, Gustavo Barrera, quien se anotó el segundo punto en la gran prueba luego de vencer con Lamentado en 1985.

Acostumbrado a correr en vanguardia, esta vez Barrera colocó al hijo de Fappavalley tras el puntero Mister Acpen y Forty Four, que abrieron el camino a la meta hasta que ingresaron a tierra derecha. En ese trayecto, el puntero llegó a tener cinco cuerpos de ventaja sobre sus seguidores, mientras la favorita Lhiz se ubicaba decimoquinta, junto a Mont Saint Michel, a la espera de la recta definitoria para largar sus atropelladas.

Otra vista del triunfo de Crisantemo.Pero Crisantemo se agrandó. Barrera hizo que el pupilo del preparador Emilio Quiroga tomara la punta a 400 metros de la meta y se mandara en pos de la sentencia. Y el caballo respondió, con un tranco que se tornó imbatible para Noches de Rosa y Mont Saint Michel, que aparecieron desde el fondo para poner en jaque al ganador. Detrás, Murallón sorprendía a todos con su cuarta posición y a Lhiz sólo le alcanzaba para el sexto lugar, a la siga de Windsor Castle.

Esta victoria dejó a Crisantemo como el único aspirante a la Triple Corona de la hípica chilena, que completan el St. Leger ( se corre en el Hipódromo Chile) y El Derby (Valparaíso Sporting Club). Pero falta que mucha agua pase bajo el puente para ver si iguala lo hecho por Wolf, que en 1990 se convirtió en el último triplecoronado.

Pero el primer paso ya está dado. Y con seguridad, luego de cronometrar el buen registro de 2.24 3/5 para los dos mil 400 metros de carrera. No cabe duda que ahora todos hablarán de Crisantemo, Gustavo Barrera y Emilio Quiroga. Pero de Lhiz no hay que olvidarse, en la hípica siempre hay un lugar para la revancha.