EMOLTV

Real Madrid logra cerrada victoria sobre Osasuna

El equipo "merengue" arrasó en los primeros quince minutos el partido ante el Osasuna de Pablo Contreras -quien jugó todo el partido-, logrando un 2-0 parcial que los relajó y hasta hizo temer luego de un descuento en el epílogo.

01 de Diciembre de 2001 | 17:56 | EFE
MADRID.- El Real Madrid continuó su escalada hacia los primeros puestos de la tabla con una victoria frente al Osasuna por 2-1 fraguada en los primeros compases con dos testarazos del imparable Fernando Morientes, con un juego brillante, pero acompañada por una hora de relajación y de especulación, en los que incluso se complicó la vida y sufrió para amarrar los tres puntos.

El partido pareció quedar muerto en poco más de un cuarto de hora, lo que tardaron los hombres de Vicente del Bosque en dejarlo sentenciado gracias a dos remates de cabeza de Morientes, el segundo empujado por Raúl en la misma línea de gol.

A partir del 2-0 el Real Madrid bajó el ritmo y se dedicó más a jugar para la galería, sin querer hacer más daño a un Osasuna que dio la impresión de que buscó desde el pitazo inicial el empate, y luego, cuando encontró el convencimiento para aspirar a la remontada, fue tarde.

La tremenda superioridad de los madridistas fue, curiosamente, su principal defecto, porque lo vieron fácil y cómodo, y dieron la impresión de que se dedicaban a regular sus fuerzas ante unas próximas semanas muy cargadas.

El Osasuna, que en el primer tiempo solamente llegó en una acción en la que el australiano John Aloisi mandó el balón alto apresurado por la salida de Iker Casillas, no supo administrar bien sus posesiones de balón y careció de mordiente, todo lo contrario que el Real Madrid, que, cuando se lo propuso, guiado por la magia de Zinedine Zidane, creó peligró ante Unzué, un portero que ya sabía lo que era salir goleado del Bernabéu en varias ocasiones.

Morientes, Raúl y Zidane -su disparo, tras tocar el meta navarro, se estrelló en el poste- pudieron ampliar el marcador, pero el equipo de Lotina salvó la contingencia y pudo soñar con complicar la vida al conjunto madridista.

El juego del Real en el segundo periodo bajó al ritmo que la niebla, lo que permitió a Osasuna creer algo más en sí mismo y llegar con peligro ante Casillas, tanto que tras evitar Míchel Salgado un autogol, Aloisi metió el miedo en el cuerpo a los congelados graderíos con un remate de cabeza cruzado que significó el incierto 2-1 a cinco minutos del final.

Fue el justo castigo para el desconcertante Real Madrid, un equipo capacitado, como demostró al principio, para brillar, que perdió el balón, el sitio y el mando del partido, y una ilusión añadida para el trabajo y el orgullo de los osasunistas, al que Iker Casillas privó del empate en una doble ocasión en el último minuto en unos compases agónicos para los blancos, abucheados por sus aficionados.

Lo mejor para los madridistas fue la tercera victoria consecutiva, que le permite continuar su acercamiento a la zona de privilegio, el nuevo gol de Fernando Morientes y el triunfo cincuenta de Del Bosque con el conjunto blanco. El Osasuna, que al final mereció más, no pudo repetir el empate del pasado año y su situación es más complicada de obtener uno de los últimos quince puntos.

Ficha del Partido

Real Madrid: Iker Casillas; Míchel Salgado, Hierro, Pavón, Roberto Carlos; Makelele, Iván Helguera (Celades, m.82); Figo, Zidane, Raúl; y Morientes (Guti, m.86).

Osasuna: Unzué; Cruchaga, Contreras, Josetxo; Izquierdo (Sabino, m.65), Puñal, Lekumberri (Rivero, m.46), Gancedo, Fernando; Iván Rosado (Palacios, m.60) y Aloisi.

Goles: 1-0, M.13: Morientes. 2-0, M.16: Raúl. 2-1, M.85: Aloisi.

Arbitro: Antonio Jesús López Nieto. Amonestó a Fernando (m.30), Hierro (m.53) y Míchel Salgado (m.92).

Incidencias: Partido disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 60.114 espectadores. La niebla que hubo en Madrid durante todo el día se dejó notar, pero no impidió la disputa del encuentro.