EMOLTV

Cobreloa pasó por caja con un gol de oro

El cuadro loíno venció 2-1 a Universidad de Chile tras 108 minutos de lucha que Fernando Cornejo terminó con un preciso tiro libre. El volante liquidó la brega tras el empate 1-1 que se registró en los 90 minutos reglamentarios con goles de Madrid y Maestri, y puso al conjunto de Calama en la Copa Libertadores.

20 de Diciembre de 2001 | 22:39 | emol
SANTIAGO.- Cobreloa apostó fuerte. Y casi cobró al cabo de los 90 minutos pero el peruano Maestri se lo impidió a cinco minutos del final. Y luego la apuesta fue doble, aunque en un campo más abierto. Ahí sí que pasó por caja. Cornejo se lo permitió.

Cobreloa está en Copa Libertadores de América por tercer año consecutivo luego de superar en el segundo tiempo de alargue a Universidad de Chile por 2-1. Merecido, por los goles y el despliegue hecho por los jugadores loínos, que para muchos eran pan comido en el Nacional.

Porque la "U" cargaba con el favoritismo. Por plantel (presentó cuatro delanteros de primera línea y los hizo rotar a todos ellos), por localía, por apoyo de la hinchada, en fin, porque los azules debían poco menos que pasar por encima de su rival.

Pero los hombres de Merello trabajaron, y fuerte, especialmente en la primera etapa. Presionaron, salieron en contragolpe, redujeron espacios, mordieron en la mitad de la cancha y atrás, como que González y Rivarola terminaron confundidos.

Y cuando todo apuntaba a la igualdad tras los primeros 45 minutos, Madrid madrugó a la defensa universitaria y el partido llegó al descanso con el 1-0 a favor de Cobreloa. Era mucho premio, quizá, y prometía un segundo tiempo a una sola puerta.

Así fue. Con los ingresos de Maestri y Barrera se ganó en desborde pero se perdió al abusar de los centros. Pero por esa vía llegó el empate, a cinco minutos del final. El peruano cabeceó solo por primera vez y dejó parado a Mele.

En el suplementario ambos equipos apostaron a la genialidad o a la equivocación del rival. En los primeros 15 minutos no hubo ni lo uno ni lo otro, pero en el minuto 108 Cornejo agarró la pelota, la puso en el borde del área y se cobró un foul. Vargas no llegó al balón y éste se coló en el ángulo superior derecho del arco azul.

Cornejo pasó por caja, Cobreloa también. Los loínos clasificaron a la Copa Libertadores con ese gol, un gol de oro que bien vale una celebración.