EMOLTV

Niki Lauda hace una tregua con su retiro

El ex piloto austríaco y director del equipo Jaguar Racing, de 51 años, volvió a subirse a un bólido de la fórmula uno en Valencia, donde completó diez vueltas para probar el moderno equipamiento del vehículo Jaguar R-2.

13 de Enero de 2002 | 16:18 | EFE
VALENCIA, España.- El ex piloto austríaco Niki Lauda, tres veces campeón del mundo de Fórmula Uno y director del equipo Jaguar Racing, volvió hoy a ponerse a los mandos de un coche de la máxima competición en el Circuito de la Comunidad Valenciana Ricardo Tormo a bordo de un Jaguar R-2.

El legendario piloto austríaco, de 51 años de edad, completó diez vueltas en el trazado de cuatro kilómetros con la intención de descubrir las características de un moderno Formula Uno y para intentar comprender mejor la tecnología que los pilotos tienen en sus manos hoy en día.

"Fue muy interesante para mí el experimentar hoy los avances técnicos que se han desarrollado en los últimos 16 años, y hasta qué punto un Formula Uno moderno es diferente de cómo era cuando yo competía", dijo Lauda al final de la prueba.

"Mi intención ha sido la de aprender lo máximo posible sobre los sistemas electrónicos que incorpora uno de estos coches, para poder relacionarlo directamente con las experiencias de los pilotos, cuando ello están está describiendo temas técnicos relacionados con la informática", ha señalado el austríaco.

Pese a no haberse sentado en un Fórmula Uno en más de una década, Lauda se ha demostrado a si mismo que no ha perdido sus condiciones de pilotaje en un coche.

Con el monoplaza cargado con 50 Kilogramos de combustible, su velocidad en la recta de meta ha sido la misma que la del piloto de Jaguar, Pedro de la Rosa, y la entrada en dos de las curvas del "Circuit" ha sido idéntica a las del piloto español pese a haber tenido problemas en la Curva Doohan en dos vueltas consecutivas.

"Realicé un trompo porque estaba frenando donde Pedro me dijo que frenara. Pero estoy contento porque entré en la curva a la misma velocidad que él hasta que hice el trompo. Prefiero haber hecho un trompo hoy que ser acusado por Pedro y Eddie de ir de puntillas por el Circuito", bromeó el ex campeón del mundo.

Sobre los avances electrónicos en la Fórmula Uno, el jefe del equipo Jaguar indicó que los avances actuales hacen el coche de hoy muy diferente al que pilotaba en sus tiempos.

"Al inicio de una carrera había que elegir el punto exacto en el que las revoluciones del motor te permitían un buen arranque. Hoy aprietas un botón como 'control de lanzamiento' y las revoluciones llegan al punto óptimo de forma automática. Las ruedas, a través de un software especial saben hasta que punto pueden llegar sin patinar y entonces haces una salida perfecta, siempre perfecta", explicó.

Lauda ha encontrado el pilotaje del Jaguar R-2 más suave que los Fórmula Uno que él pilotaba. "Cuando yo corría, se dejaba al piloto el control total del monoplaza. Ahora, los avances electrónicos hacen de este deporte el líder tecnológico de la industria del motor", dijo.

Tras su experiencia de hoy en el Circuito de la Comunidad Valenciana Ricardo Tormo, Lauda construirá sobre esta experiencia la supervisión del desarrollo del equipo Jaguar Racing y su progreso durante la próxima temporada.

El equipo Jaguar ha elegido este Circuito, según Lauda, para hacer pruebas ante el inicio de la temporada en Merbourne, "ya que tiene curvas muy parecidas al trazado australiano", apuntó el austríaco, quien aseguró que el de Cheste es un "gran circuito".

Los entrenamientos de Fórmula Uno en el trazado valenciano continuarán mañana lunes con una sesión a puerta cerrada en la que Jaguar, McLaren, Williams y Renault realizarán pruebas con asfalto mojado de la mano de la firma francesa de neumáticos Michelín.