EMOLTV

Ríos admite que debe mejorar para seguir en carrera

El tenista chileno Marcelo Ríos elogió el juego exhibido por el alemán Tommy Haas, a quien deberá enfrentar en los cuartos de final del Abierto de Australia. "Sus golpes derecho y de revés son muy peligrosos y, en estos momentos, está entre los mejores del mundo", afirmó Ríos.

21 de Enero de 2002 | 09:59 | EFE
MELBOURNE.- El chileno Marcelo Ríos, que se clasificó hoy para los cuartos de final del Abierto de Australia al vencer en octavos al ecuatoriano Nicolás Lapentti, se mostró muy conforme con la evolución de su juego durante el torneo, pero admitió que deberá mejorar aún más si quiere ganar a su próximo rival, el alemán Tommy Haas.

"Nos hemos enfrentado muchas veces en el pasado. Tommy ha mejorado mucho y para ganarle tendré que jugar mi mejor tenis. Sus golpes derecho y de revés son muy peligrosos y, en estos momentos, está entre los mejores del mundo", afirmó Ríos.

Para el chileno, finalista en Australia en 1998, la de hoy fue su cuarta victoria sobre Lapentti, quien en 1999 logró el mejor resultado de su carrera en torneos de Grand Slam al llegar a las semifinales, donde cayó ante el sueco Thomas Enqvist.

"No comencé jugando bien, pero he ido mejorando en cada partido disputado. Creo que hoy jugué mi mejor tenis, manteniendo la consistencia durante todo el encuentro. En los anteriores partidos jugué bien un set y en los otros tuve bajones", dijo Ríos a EFE.

El chileno, que hoy tuvo en las tribunas a su esposa Juliana y a su pequeña hija Constanza como apoyo, agregó: "Lapentti fue un rival difícil, pero pude imponer mi juego y al final obtener la victoria".

Al referirse a su nivel de 1998 y el actual, Ríos manifestó: "Es difícil comparar. En el '98 era más joven y físicamente podía recuperarme más rápido. Quizá ahora me cueste un poco más, pero me siento muy bien. Puedo decir, sí, que el Ríos de 1998 jugaba mejor tenis que el de ahora", reconoció.

Sobre la eliminación de los jugadores favoritos en este Abierto de Australia, Ríos precisó que "el tenis masculino es duro".

Hoy en día cualquier jugador, no importa su clasificación, puede ganarle a los mejores. Las diferencias entre unos y otros ya no son tan acentuadas. El ejemplo de mi compatriota Fernando González demuestra la realidad del tenis actual. Fernando ocupa el lugar 140 de la clasificación de la ATP y llegó a los octavos de final", recordó, "venciendo a jugadores que están entre los mejores veinte del mundo. Realmente, no hay diferencia entre los jugadores preclasificados y los que no lo son", añadió Ríos.

El jugador se ratificó una vez más en sus declaraciones sobre el tenis femenino efectuadas el pasado sábado y desestimó las críticas recibidas hoy de la número uno del mundo, la estadounidense Jennifer Capriati, quien dijo que lo expresado por Ríos era "estúpido y ridículo" y que "no merecía una respuesta".

"No voy a comenzar una discusión sobre el tema con nadie. Pero sí puedo señalar que en el vestuario de los hombres todos estuvieron de acuerdo con lo que manifesté. Un ejemplo de lo que dije es el partido entre Amanda Coetzer y Martina Hingis. Coetzer es la número 12 del mundo y Hingis le gana 6-0 y 6-1 en cuarenta minutos. Lo que está pasando en el tenis femenino es ridículo", afirmó.

"Pero como dije, no voy a empezar a discutir con cada chica que diga que no es verdad o que es estúpido lo que he dicho. Todos pensamos diferente; eso es lo que pienso yo y lo mantengo. Si Capriati piensa diferente, allá ella", añadió.

El austríaco Stefan Koubek, vencedor del chileno Fernando González en octavos de final, fue uno de los jugadores que manifestó su apoyo a las declaraciones de Ríos.

"Si uno analiza los partidos del torneo masculino de este Abierto de Australia, la mayoría han durado dos o tres horas como mínimo, mientras que algunos de los de mujeres apenas han superado los 40 minutos", precisó Koubek.