EMOLTV

Murió futbolista brasileño Zizinho

Miembro del plantel que sufrió con el "Maracanazo", defendió las camisetas brasileñas de Flamengo y Sao Paulo, y la chilena de Audax Italiano.

08 de Febrero de 2002 | 11:07 | DPA
RIO DE JANEIRO.- Uno de los mayores jugadores de la historia del fútbol brasileño, Zizinho, murió en la madrugada de hoy a los 80 años, a raíz de problemas cardíacos, en la casa de una de sus hijas, en la ciudad de Niterói, vecina a Rio de Janeiro.

El cuerpo del ex jugador fue trasladado a la Cámara Municipal de la ciudad, donde Thomaz Soares da Silva nació el 14 de septiembre de 1921, para convertirse en Zizinho, una de las máximas figuras de la historia del fútbol brasileño en la década de los 40, y quien ha sido uno de los ídolos y fuente de inspiración del "Rey" Pelé.

"Zizinho era completo, tanto en el mediocampo como en el ataque. Era ofensivo y sabía marcar, y no tenía miedo", dijo el "Atleta del Siglo".

Bajo el apodo de "Maestro" por sus muchos admiradores, Zizinho fue uno de los comandantes de la selección brasileña en la conquista del Campeonato Sudamericano de 1949, el primer título internacional del país, y un año después vivió la "tragedia del Maracanazo", en la que Brasil cayó por 2-1 ante Uruguay en la final del Mundial de 1950.

Elegido como el mejor jugador de ese Mundial, Zizinho confesó más tarde que la derrota ante los charrúas fue la peor decepción de su carrera.

"En el día siguiente, yo no lograba acordarme cómo había llegado a casa después del partido. Lo que me duele es que, aún hoy, me preguntan por qué perdí la Copa", afirmó el ex jugador en una entrevista reciente.

Titular de todas las selecciones brasileñas de la década de los 40, Zizinho actuó con la camiseta amarilla en 54 partidos, en los que marcó 31 goles. Además, actuó por varios clubes brasileños y brilló en Flamengo, donde fue uno de los héroes de la conquista del primer tricampeonato del equipo carioca, en 1942, 1943 y 1944.

En 1957 conquistó el título paulista por el Sao Paulo y en el año siguiente se trasladó al fútbol chileno, donde actuó por el Audax Italiano. En 1962, a los 41 años, abandonó definitivamente las canchas.
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo