EMOLTV

Roma deja en Brescia liderato del calcio

El cuadro romano igualó con el marcador en blanco ante el Brescia y cedió la primera posición del fútbol italiano a la Juventus, que ayer había ganado 2-0 a la Fiorentina.

17 de Febrero de 2002 | 14:43 | EFE
ROMA.- La Roma, que no pasó del empate sin goles en su visita a Brescia, con un polémico gol anulado al equipo local, ha dejado en manos de la Juventus de Turín, que ganó el sábado al Fiorentina (2-0), el liderato de la Primera división italiana de fútbol, que también deparó un importante triunfo del Inter en Verona.

La vigésima tercera jornada, a falta del Lazio-Chievo Verona, ha traído consigo, sin duda, un cambio notable en la lucha por el "scudetto". Y no por descartar a ninguno de los tres candidatos, sino por variar las posiciones de ambos, pues ahora es la Roma quien persigue al líder (Juventus) y se ve igualado por el Inter.

El partido de Brescia, con la polémica en el minuto 86, al ser anulado un gol del delantero bresciano Luca Toni por ayudarse presuntamente con la mano, volvió a evidenciar dos cosas: el equipo bresciano es la "bestia negra" en la actual campaña de los romanistas (les eliminó en la Copa de Italia), y la Roma del técnico Fabio Capello tiene graves problemas para perforar la meta rival.

Y eso que, en esta ocasión, Capello alineó inicialmente al otrora "salvador", y pedido por la afición romanista, Vincenzo Montella, dejando en la caseta al ídolo Francesco Totti, en lo que parecía más un intento de dar descanso a este último ante el partido europeo frente al Barcelona, el próximo miércoles en el "Camp Nou".

La Roma salió con un claro 3-5-2: Antonioli; Zebina, Aldair, Panucci; Cafú, Tommasi, Emerson, Lima (Delveccho, m.86), Candela; Batistuta, Montella (Cassano, m.69). Un equipo que tuvo un buen inicio, dominó a un rival diezmado por las bajas (Roberto Baggio, Guardiola, Yllana, entre otros), pero no tuvo ideas para crear claras ocasiones de anotar.

En la segunda mitad salió un Roma más agresivo y que, pese a la fuerte muralla de contención local, gozó de grandes ocasiones para marcar; en especial a cargo de un Batistuta (m.58, 60, 62) poco acertado en el remate de cabeza.

Según pasaban los minutos, la Roma, que metió al joven Cassano por Montella, empujaba cada vez más, pero también creaba cada vez menos ante la meta local. Al final, fue el Brescia quien anotó por medio de Luca Toni (m.86), que recogió un rechace del poste tras remate de su compañero Andrea Caracciolo. Pero, con los locales festejando y la Roma con la cabeza baja, el árbitro lo anuló.

Llegó la polémica, las protestas locales, y la expulsión del entrenador del Brescia, Carlo Mazzone, un técnico "ex-romanista" y de reconocido corazón en favor de la Roma. Al final, la Roma no pasó del empate sin goles, algo que buscó desde el primer minuto el Brescia, pero que, por la acción de Toni, terminó sin gustar a los locales.

Del tropiezo en Brescia, además de que llevó al liderato a la Juventus, que ayer ganó en casa a la Fiorentina (2-1) y se ha puesto con un punto de ventaja, se aprovechó también el Inter de Milán del técnico argentino Héctor Cúper, que ganó en su difícil visita al Hellas Verona (0-3).

El Inter llegaba en medio de las críticas, tras haber sumado tres partidos seguidos sin ganar, y lo hacía ante un rival que no perdía desde hacía seis jornadas y que luchaba por la cuarta plaza. Llegaba con la vuelta del centrocampista holandés Clarence Seedorf a la titularidad y la confirmación del uruguayo Alvaro Recoba.

El partido, que se inició con sufrimiento para el Inter, vio después un equipo visitante no espectacular pero sí muy concreto y despiadado ante la meta local. Un Inter que se adelantó con un tanto del italiano Cristiano Zanetti (m.30) y, a partir de ahí, jugó mejor.

Luego, en la segunda mitad, el Inter se volvió a encontrar con la eficacia de su "matador" Christian Vieri, autor de los dos restantes goles (m.57 y 59), que ya deban a su equipo tres importantes puntos. Ahora, el equipo milanés iguala a la Roma y está a un punto de la Juventus.

En la lucha por la deseada cuarta plaza ha sido muy importante la victoria del Bolonia en terreno del Udinese (0-1), con gol del argentino Julio Cruz (m.12). Ahora el equipo boloñés se ha situado en la "privilegiada" cuarta posición, en espera de lo que esta noche haga el Chievo Verona.

En la no menos importante lucha por la salvación, es también importantísimo el triunfo del Torino en Parma (0-1), con gol casi al final de Comotto (m.88).

La jornada se completó con la goleada del Piacenza sobre el colista Venecia (5-0) y la victoria del Perugia ante el Lecce (2-1), con el tanto decisivo en el minuto 90.