EMOLTV

Colo Colo quebró la historia en Calama

El once albo terminó con el dominio de 22 años de Cobreloa en el desierto al derrotarlos por 2-0 en un encuentro redondo, donde fueron eficientes en ofensiva e inteligentes para manejar el marcador a su favor en la segunda etapa. Ignacio Quinteros marcó los dos goles colocolinos.

10 de Marzo de 2002 | 00:04 | Felipe Vásquez, EMOL
CALAMA.- Colo Colo obtuvo un brillante triunfo en el estadio Municipal de Calama, una cancha que le fue hostil por los últimos 22 años y en la que derrotó a Cobreloa por 2-0.

Desde 1979 que los albos no salían triunfantes del desierto calameño, jornada en la que lograron un idéntico marcador al de esta noche, como adivinando lo que la oncena de Jaime Pizarro logró en la altura.

Tras un fugaz dominio de Cobreloa en el inicio, mostrando a un interesante Canobbio y el buen aporte Madrid, Colo Colo le tomó el pulso al partido y los loínos raudamente comenzaron a desordenarse y perder la brújula del encuentro.

Lo más alto de los albos estuvo en los dos extremos de la cancha. En el campo rival, Ignacio Quinteros fue eficaz cuando debía liquidar. Primero lo hizo a los 19', en la primera cifra del cacique tras pared con Sebastián González, y luego en el inicio de la segunda etapa para liquidar el encuentro, cuando Huaiquipán lo habilitó con un centro rasante.

Y bajo sus tres palos, los albos tuvieron a un inspirado Eduardo Lobos, un verdadero muro imbatible para los locales. El golero no sólo fue seguro en el juego aéreo, sino que también tapó tres potentes disparos de Fernando Cornejo a lo largo del encuentro.

Los loínos tuvieron la oportunidad de igualar el encuentro a los 33', pero Fernando Cornejo mandó al poste izquierdo de Lobos un lanzamiento penal tras falta a Canobbio.

Al inicio de la segunda etapa, Canobbio salió lesionado y comenzó el desorden ofensivo de Cobreloa, que si bien manejó el balón, lo hizo de manera atolondrada, sin ningún jugador que llevara la batuta creativa. Los albos, en tanto, llegaron poco, pero con eficiencia y profundidad. El portero Alex Whiteley no atajó nada, porque los dos disparos a la portería remecieron las redes locales.

Este triunfo de Colo Colo no sólo acaba con el largo predomino de Cobreloa en su cancha, sino que también eleva a los albos al tope del Grupo D, mostrando que no es un equipo armado con los "restos" del Colo Colo 2001, sino que es un cuadro serio que puede aspirar perfectamente a la corona del Apertura.