EMOLTV

Peugeot se subió al podio en Rally de Córcega

Tanto el francés Gilles Panizzi como el finlandés Marcus Gronholm y el británico Richard Burns, los tres primeros del raid francés, ocuparon vehículos de la marca francesa, que por primera vez logra copar el podio.

10 de Marzo de 2002 | 16:00 | EFE
AJACCIO, Francia.- La marca Peugeot obtuvo hoy el primer triplete de su historia en el Mundial de Rallys al copar el podio de Córcega con el francés Gilles Panizzi, el finlandés Marcus Gronholm y el británico Richard Burns, mientras que el español Carlos Sainz (Ford) acabó sexto y arañó un trabajado punto.

Gilles Panizzi, ganador en Corcega en 200 y segundo en 2001, se impuso en el rally de las 10.000 curvas con 40 segundos y cinco décimas de ventaja sobre Marcus Gronholm y 52.4 sobre Richard Burns, actual campeón del mundo.

La cuarta plaza, ya a más de dos minutos del vencedor, fue para el francés Philippe Bugalski, al volante de un Citroen Xsara inscrito de forma privada por la marca gala, y la quinta para el noruego Petter Solberg, que defendió con nota el, honor de Subaru tras el abandono por accidente de su jefe de filas, el finlandés Tommi Makinen.

Carlos Sainz al final tuvo que conformarse con la sexta plaza, la última que otorga puntos. El madrileño se benefició del abandono por accidente de su compañero de equipo el escocés Colin McRae.

La segunda plaza afianza a Marcus Gronholm al frente de la general del Mundial, con 18 puntos después de tres pruebas. Le siguen, igualados con 10, Panizzi y Makinen, y con 9 el español Carlos Sainz (Ford Focus), que pierde un puesto en la clasificación de la temporada 2002.

Después de que Panizzi terminase la segunda etapa con 41.7 segundos sobre Gronholm y 1:02.1 sobre Burns, actual campeón del mundo, la tercera y última jornada estuvo marcada por el accidente de Colin McRae en la decimoquinta especial.

El británico se salió de la carretera y chocó contra un árbol. Aunque las asistencias comprobaron que sus lesiones eran leves, fue trasladado para mayor seguridad a un hospital, donde se le atendió de una herida en un dedo y de una ligera contusión en la cabeza.

Faltaba por completar ese tramo el líder indiscutible de la prueba, Panizzi, por lo que la organización decidió darle un tiempo concertado.

Para no dejar dudas de su superioridad, el francés hizo en la decimosexta especial el segundo puesto, por detrás de su compatriota Philippe Bugalski (Citroen), que acabó cuarto.

La de hoy es la cuarta victoria de la carrera de Panizzi y la segunda en el Rally de Córcega, que ya ganó en 2000.

Carlos Sainz, con un coche que en asfalto sigue sin satisfacer al piloto español, mantuvo la sexta plaza pese a su lucha por escalar posiciones a costa de Bugalski y el noruego Petter Solberg. El error del piloto de Ford en la elección de neumáticos en la segunda jornada terminó con sus opciones de victoria y hoy su estrategia se centró en no quedar fuera de la zona de puntos.

El ganador de la anterior edición del Rally de Córcega, el también español Jesús Puras, no está inscrito este año en ningún equipo oficial del Mundial y no pudo defender su triunfo del año pasado.

El peruano Ramón Ferreyros y el español Diego Vallejo, a los mandos de un Mitsubishi Lancer, se impusieron en el Grupo N -coches de serie-, tras dominar con autoridad la 46 edición de la carrera.

La tercera y última jornada discurrió con tranquilidad, y Ferreyros y Vallejo administraron la ventaja adquirida en las dos etapas anteriores y cuidaron al máximo la mecánica, para poder llegar al podium de Ajaccio como primeros Grupo N y decimoséptimos en la general absoluta.

La próxima cita del Campeonato del Mundo, de nuevo sobre asfalto, será el Rally de España-Cataluña, que se disputará entre el 22 y el 24 del presente mes de marzo. Los Peugeot volverán a ser los claros favoritos.