EMOLTV

Montella fue el héroe en clásico romano

El atacante de la Roma marcó cuatro goles en la impresionante goleada del "lobo" por 5-1 sobre su eterno rival, la Lazio, en un triunfo que los mantiene en el tope del calcio italiano.

10 de Marzo de 2002 | 18:01 | EFE
ROMA.- Vincenzo Montella, autor de cuatro tantos, dio una aplastante victoria a domicilio a la Roma sobre su eterno rival Lazio (1-5), lo que sitúa al primero como líder, igualado con el Inter de Milán, y deja aún más contra las cuerdas al lacial.

El "Planeador" Montella fue, sin duda, el héroe del partido y de la jornada, e hizo las delicias de unos seguidores romanistas que si ya de por sí, en el odio que se profesan ambas aficiones romanas, iban a "quemar" la ciudad con el triunfo, ahora acallarán más a sus enemigos laciales con tal goleada.

Montella prácticamente mató, y pronto, él sólo al Lazio, dando la razón a los muchos (aficionados y periodistas) que desde hace tiempo pedían su titularidad en detrimento del argentino Gabriel Omar Batistuta. Y lo hizo, además, con el sudamericano ausente incluso del estadio Olímpico.

La ausencia de Batistuta fue polémica, pues según la versión oficial de la Roma ofrecida minutos antes del inicio del partido se justificaba en que al no estar bien físicamente, de acuerdo con el técnico Fabio Capello, se decidió este mediodía que volviera a su casa.

En cambio, por el Olímpico, antes, durante y después del partido, circuló el rumor de que Batistuta se había enfadado mucho cuando supo que por segunda vez consecutiva iba a estar inicialmente en el banquillo y decidió marcharse a su domicilio. Hoy, desde luego, ante los aficionados perdió ampliamente la batalla con Montella.

El partido tenía para cada equipo la misma necesidad de los tres puntos, pero con objetivos bien distintos: la Roma los precisaba en su lucha por el ’scudetto’, mientras que el Lazio para seguir con opciones de soñar con la cuarta plaza (última de acceso a la Liga de Campeones de Europa).

Pero fue la Roma la que desde el inicio dio la impresión de jugarse algo en el envite. Se hizo pronto con el mando del partido, bastándole para ello una fuerte presión, una defensa alta y una mejor ubicación y apoyos sobre el césped.

La Lazio, en cambio, pese a la impresionante bienvenida que le dio su afición, pareció salir apático y sufrió muy pronto ante un rival con más ganas y que vio como la defensa a tres ordenada por el técnico Alberto Zaccheroni había traído muchas dudas y poca seguridad.

Los huecos defensivos laciales, unido a un centro del campo incapaz de parar al rival, facilitaron, y mucho, las cosas y empezaron a hacer a un Vincenzo Montella, que antes de cumplirse la media hora había situado el 0-2 en el marcador. El primero, en remate de cabeza (m.13), tras centro de Candela; el segundo, al recoger un rechace tras disparo de Totti (m.30).

Pero el "hambre" de gol de Montella no se paró ahí, pues volvió a hacer el signo del vuelo en el minuto 37, para celebrar un 0-3 que llegó al rematar de cabeza un saque de falta de Totti. Incluso, poco antes del descanso, pudo anotar el cuarto, pero entonces falló el que parecía su remate más fácil del partido.

Los cambios laciales parecieron dar pronto su efecto en la segunda parte, pues Dejan Stankovic acortó distancias (1-3, m.53), con un excelente disparo desde unos veinticinco metros. El tanto dio ánimos al Lazio, que volvió casi de inmediato a llevar peligro sobre la meta defendida por un entonado Antonioli. Fue un espejismo.

Capello se decidió a reforzar su centro del campo, con la salida de Tommasi, en detrimento del ataque. Pero lo mejor para la Roma es que Montella, casi en el primer balón que tocaba del segundo tiempo, volvió a volar, con un potente disparo que llevó el 1-4 al marcador (m.63).

Pero ahí no acabó aún el suplicio del Lazio, pues nueve minutos después Totti se sacó de su chistera de mago un excelente balón elevado que terminó en las redes laciales por quinta vez.

La humillación del Roma al Lazio era ya tan notable que, incluso, el propio Zaccheroni no quiso más y quitó un delantero para sacar a un centrocampista. Al final, las cosas quedaron en 1-5, que dan el liderato al equipo romanista, que sigue sin perder desde el 11 de septiembre de 2001, cuando cayó en propia casa ante el Real Madrid, en la Liga de Campeones de Europa.

Lazio: Peruzzi; Nesta (Gottardi, m.46), Mihjalovic, Couto; Stankovic, Giannichedda, Dino Baggio (Poborski, m.46), Fiore, Pancaro; Hernán Crespo, Simone Inzaghi (Liverani, m.74).

Roma: Antonioli; Zebina, Samuel, Panucci; Cafú, Emerson (Marcos Assuncao, m.83), Lima, Candela; Totti; Montella (Cassano, m.74), Delvecchio (Tommasi, m.60).

Goles: 0-1. Min.13: Montella; 0-2. Min.30: Montella; 0-3. Min.37: Montella; 1-3. Min.53: Stankovic; 1-4. Min.63: Montella; 1-5. Min.72: Totti.

Arbitro: Rosetti. Mostró tarjeta amarilla a Couto (m.32), Candela (m.55), Stankovic (m.57).