EMOLTV

Muere Nebot, portero del Real Madrid en la primera Liga española

Nebot comenzó a jugar a los 16 años en las categorías regionales del Villarreal y posteriormente, pasó al Castellón donde llegó a ser campeón regional de España en la temporada 28-29.

15 de Marzo de 2002 | 08:05 | EFE
VILLARREAL, España.- José Ramón Nebot Canós, el que fuera el portero del Real Madrid en la primera Liga española de la historia en la temporada 1929-30, ha fallecido a la edad de 91 años y será enterrado esta tarde en el cementerio de su localidad natal de Villarreal.

El también guardameta de Valencia, Villarreal, Castellón y Español de Burdeos recibió la insignia de oro de todos los equipos españoles en los que militó.

Nebot comenzó a jugar a los 16 años en las categorías regionales del Villarreal y posteriormente, pasó al Castellón donde llegó a ser campeón regional de España en la temporada 28-29.

En la siguiente campaña, Nebot fichó por el Real Madrid y cubrió la portería del equipo madridista en las dos primeras temporadas del campeonato español y era uno de los pocos jugadores de ese primer torneo que todavía estaba con vida.

Tras abandonar el Real Madrid con la llegada de Ricardo Zamora al equipo madridista, abandonó España para jugar en el equipo francés Español de Burdeos, formado inmigrantes españoles, para volver a la competición nacional en las filas del Valencia en la campaña 32-33.

Nebot militó durante cinco temporadas en el conjunto valencianista, interrumpidas por la Guerra Civil española, y fue el equipo en el que más partidos oficiales ha jugado, un total de 32.

Después de su etapa en el Valencia, regresó al Castellón, donde jugó desde la temporada 40-41 hasta la 42-43 y se retiró del fútbol en activo el 10 de enero de 1943 en el conjunto de la capital de La Plana.

La última insignia que recibió fue de manos del ex presidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz, cuando el equipo madridista visitó El Madrigal por primera vez en Primera División en la temporada 98-99, aunque para Ramón Nebot su objeto mas preciado, según reconocía él siempre, fueron los gemelos de oro que le regaló Santiago Bernabeu.