EMOLTV

Williams logró el un-dos en Malasia

Ralf Schumacher logró el triunfo en Sepang, mientras que Juan Pablo Montoya, el otro piloto de la escudería, llegó segundo. Michael Schumacher debió conformarse con el tercer lugar, producto de un choque en la primera curva.

17 de Marzo de 2002 | 09:40 | DPA
SEPANG, Malaisia.- El alemán Ralf Schumacher y el colombiano Juan Pablo Montoya llevaron hoy a la cima a la escudería BMW-Williams, logrando un histórico uno-dos en el Gran Premio de Fórmula 1 de Malaisia, donde el alemán Michael Schumacher quedó relegado al tercer puesto.

"Este es un resultado sensacional, no hubo un uno-dos ni siquiera cuando Williams ganó el campeonato en 1983. El equipo estuvo sencillamente brillante", dijo un eufórico Mario Theissen, director deportivo de BMW. La última vez que Williams lideró la Copa de Constructores fue en 1997.

La carrera tuvo un comienzo trepidante, con Montoya y Michael Schumacher chocando en la primera curva al no ceder ninguno de los dos su posición. El alemán perdió el ala frontal tras la colisión con el colombiano, ingresó a boxes y retrocedió al lugar 21. Todo parecía perdido para él mientras su compañero de equipo, Rubens Barrichello, lideraba la carrera. Pero comenzó a recuperar terreno y tras su segunda entrada a boxes, en la vuelta 20, ya era noveno.

Cuando una vuelta más tarde Barrichello debió repostar, el nuevo líder pasó a ser Ralf Schumacher. Perdió brevemente la punta tras parar en boxes una única vez (vuelta 31), pero esa estrategia se demostró perfecta para ’’Schumi II’’, y tras recuperar el liderazgo nunca más lo abandonó.

Mientras, su hermano mayor se iba abriendo camino hasta terminar la carrera en el tercer, adelantando en la última vuelta al británico Jenson Button (Renault).

Montoya fue penalizado con un "drive-through" (ingreso en boxes) al considerar los comisarios de la carrera que fue el causante de una "colisión evitable", pero el sudamericano logró finalmente remontar del décimo al segundo puesto, comprobando que la victoria estuvo muy cerca.

El piloto de Williams estaba furioso. "¡Esto es una tontería, le di suficiente espacio!", gritó a su ingreso en boxes. "Haz ahora lo que debes hacer. Más tarde podremos discutir", fue la instrucción que recibió por radio desde su equipo.

Michael Schumacher aseguró que no tuvo espacio en la curva, pero al mismo tiempo juzgó extremadamente dura la penalización impuesta a Montoya: "Hemos vistos situaciones bastante más extremas en el pasado".

"Sea como fuere, fue una buena carrera pensando lo que pasó. Nunca cedí y di el 100 por ciento. El coche funcionó muy bien. A veces un tercer puesto equivale a un pequeño triunfo", aseguró el alemán. "Tuve algo de suerte al poder superar a Button en la última vuelta", reconoció.

"Pagué por lo que sucedió en la primera carrera. Fue muy injusto. Le di espacio. Es un poco frustrante", se quejó Montoya recordando el choque entre el brasileño Rubens Barrichello y Ralf Schumacher en Australia.

La victoria de Ralf Schumacher pone fin al dominio de Ferrari en Sepang, donde la escudería italiana había ganado en los últimos dos años.

"Fue, sencillamente, mi día. No podía creer lo rápido que era el coche. Todo fue perfecto", dijo el menor de los Schumacher, que elogió además las prestaciones de los neumáticos Michelin.

"Claro que también tuve algo de suerte, y aproveché el accidente de la primera curva. Lo siento por Juan y Michael, pero a veces estas cosas pasan", agregó sonriente el alemán de 26 años.

También vivieron un gran día los dos pilotos de Sauber-Petronas. El alemán Nick Heidfeld fue quinto, en tanto que el joven brasileño Felipe Massa, en la segunda carrera de Fórmula 1 de su vida, llegó sexto y sumó un punto.

Michael Schumacher lidera el campeonato con 14 puntos, por delante de Montoya (12) y Ralf Schumacher (10). Williams encabeza la Copa de Constructores con 22 puntos contra 14 de Ferrari.

El tetracampeón mundial esperaba lograr su segunda victoria de la temporada y la número 55 de su carrera, pero sus esperanzas se vinieron abajo en la primera curva.

Schumacher hizo un análisis que no pasará inadvertido a sus rivales en la lucha por el título: "Sumamos 14 puntos con el auto antiguo. Eso es algo que no esperábamos. Vamos a ver qué sucede con el nuevo".