EMOLTV

Carlos Alberto Parreira: "Ganar un mundial nunca fue tan fácil como en EE.UU. 1994"

El ex director técnico brasileño declaro que: "Lo más difícil para nosotros fueron las eliminatorias (de 1993). La Copa fue de una tranquilidad total. Brasil se impuso desde el primer partido, nunca fue amenazado"

17 de Marzo de 2002 | 13:42 | EFE
RIO DE JANEIRO.- El ex seleccionador brasileño de fútbol Carlos Alberto Parreira afirmó hoy que para su país "nunca fue tan fácil ganar un Mundial" como el de 1994 en Estados Unidos.

"Lo más difícil para nosotros fueron las eliminatorias (de 1993). La Copa fue de una tranquilidad total. Brasil se impuso desde el primer partido, nunca fue amenazado", dijo el actual técnico del Corinthians al informativo electrónico "uol.esporte".

"Cuando digo eso las personas piensan que estoy ironizando, pero nunca fue tan fácil ganar un Mundial. Sólo contra Holanda, cuando el partido lo ganábamos por 2-0, nos dormimos y ellos empataron. Pero después aumentamos a 3-2. Brasil no fue amenazado ni en la final (con Italia, que se dirimió en la tanda de penaltis)", subrayó Parreira.

A juicio del entrenador, la selección brasileña mostró que tenía "pinta de campeón" desde el último partido de las eliminatorias, que ganó por 2-0 a Uruguay en Río de Janeiro.

"Fue una de las grandes actuaciones de la selección brasileña en los últimos 20 o 30 años. Nunca vi una masacre igual. Un equipo como Uruguay, que tenía buenos jugadores: Sosa, Fonseca, Francescoli, no disparó a la portería, no pasó de la mitad de la cancha. Jugando así difícilmente perderíamos la Copa", añadió.

Parreira, de 59 años, dijo aceptar con abnegación la máxima según la cual la culpa es del técnico cuando el equipo pierde y el mérito es del jugador cuando éste gana.

"Como Garrincha lo tuvo en el Mundial de Chile ’62, Pelé en el de 1958, Maradona en el de México’86, no ha sido diferente en la historia del fútbol. Por el contrario, perdieron Feola (en 1950), Lazaroni (en 1990). Zagallo perdió en 1974, pero nadie dice que ganó en 1970, porque fueron Pelé, Jairzinho, Gérson, Tostao.", apostilló.

En el caso del Mundial de EEUU ’94, Parreira afirmó que Romario "fue uno de los grandes triunfos de la selección", pero matizó que sus cualidades afloraron ’’dentro de un equipo que estaba formado’’.

"Es difícil decir lo que hubiera ocurrido sin Romario pero, con certeza, sin él Brasil habría tenido posibilidades de conquistar el título", puntualizó Parreira. EFE