EMOLTV

El caudal de Ríos toma fuerza

El chileno venció al argentino Juan Ignacio Chela por 7-6(0) y 6-2 y avanzó a las semifinales del Masters Series de Key Biscayne. Ahora deberá enfrentar al estadounidense Andre Agassi, que dejó en el camino al ecuatoriano Nicolas Lapentti. Ríos ha enfrentado en dos ocasiones al ex número uno del mundo y ha triunfado en ambas.

28 de Marzo de 2002 | 01:15 | Arturo León Díaz, EMOL
KEY BISCAYNE.- Si bien el rival que tuvo enfrente lo exigió sólo en la primera manga, Marcelo Ríos (33° de la ATP) cada día se acerca más a ese jugador mágico, que hace lo que nadie espera. Con ese rendimiento, Ríos alcanzó anoche las semifinales del Masters Series de Key Biscayne tras derrotar al argentino Juan Ignacio Chela (37°) por 7-6(0) y 6-2.

Enfocado en el partido, sin siquiera chistar ante un cobro dudoso, el tenista chileno sacó adelante una tarea que en el papel no parecía tan difícil pero que durante casi una hora se transformó en un suplicio.

Ríos pasa por un gran momento.Chela, con toda esa voluntad que tiene el argentino de devolver cuanta pelota le llega a su campo, complicó al chileno. Le quebró el servicio apenas comenzó el encuentro y de ahí en adelante tuvo la chance de quedarse con el set, pero Ríos se jugó -con ganas y buen juego- su opción, quebró de vuelta y en el "tie break" aprovechó el cansancio y la desmotivación del argentino para alcanzar su primer triunfo parcial al cabo de 53 minutos.

Chela murió con eso. Ríos quebró en dos oportunidades más y sólo en media hora redondeó una victoria que lo puso en las semifinales de un Masters Series desde mayo de 2000. Ahí se encontrará con Andre Agassi (10° y defensor del título), que durante la jornada superó al ecuatoriano Nicolas Lapentti por 6-3 y 7-5.

Ríos y Agassi se han enfrentado en dos oportunidades, con igual número de triunfos para el chileno. La primera la recuerda todo el mundo, pues Ríos triunfó en Key Biscayne '98 por 7-5, 6-3 y 6-4 y alcanzó el número uno del mundo. Luego, en la Copa Grand Slam del mimsmo año, el chileno se impuso por 6-4, 2-6, 7-6, 5-7 y 6-3.

El duelo será fijado para el viernes, seguramente en la pista principal de Crandon Park. Ambos conocen la cancha, y también el clima y al público. Por eso, nada fácil es hacer un vaticinio. "Que gane el más mejor", diría un chileno.