EMOLTV

Un millar de policías japoneses realizan ejercicio antidisturbios

Los policías estaban vestidos en su mayor parte con una especie de armadura reforzada con placas de metal en los codos y otras partes sensibles y portaban un escudo transparente, exhibiendo técnicas de control de grandes concentraciones humanas, preparándose para el mundial de fútbol.

10 de Abril de 2002 | 07:57 | EFE
TOKIO.- Un millar de policías de las fuerzas de seguridad japonesa, equipados con la última tecnología antidisturbios, han participado hoy en unos ejercicios en el estadio de Yokohama para repeler hipotéticas acciones de aficionados exaltados, a 51 días de la inauguración del Mundial de Corea y Japón.

Los policías estaban vestidos en su mayor parte con una especie de armadura reforzada con placas de metal en los codos y otras partes sensibles y portaban un escudo transparente, exhibiendo técnicas de control de grandes concentraciones humanas.

También se ejercitaron en los métodos de dispersión de grupos exaltados mediante cañones y "bombas" de agua, lacrimógenas y perros adiestrados, para hacer retroceder a estos grupos aislados.

"Consideramos que el 90 por ciento de los aficionados vendrán únicamente para divertirse y no causarán problemas, pero si quisieran comportarse como terroristas o ’hooligans’, tomaremos rápidamente el control", ha prometido el responsable de la policía encargada de la seguridad del Mundial, Yasuo Niimi.

El simulacro ha durado tres horas y ha incluido ejercicios en los que los policías conseguían controlar a los perturbadores en una sola carga en tres escenarios distintos, donde los agentes hacían frente a una multitud de agitadores.

Durante el ensayo, un grupo de 180 oficiales se enfrentaban a otro de 150 exaltados en bicicleta que arrojaban botellas de plástico llenas de líquido. Desde un camión con cañones de agua, los policías llamaban a la calma a los aficionados en seis lenguas diferentes (alemán, francés, inglés, portugués, japonés y español).

"Quiet Down" o "Silencio por favor", podía leerse en una pantalla luminosa sobre el camión. En caso de no atenerse a las instrucciones de la policía, las fuerzas del orden emplearían botes de humo y bombas "ensordecedoras" antes de cargar contra los agitadores con los escudos, mientras el mensaje que se leería sobre el camión habría cambiado: "arrests begin now" (los arrestos empezarán ahora).

Dos de los ejercicios también demostraban como la policía detectaba y desactivaba unas hipotéticas bombas biológicas o bacteriológicas.