EMOLTV

Fazio y la Davis: "La solución no es cambiar a Cornejo"

El presidente de la Federación de Tenis de Chile, Andrés Fazio, hace un análisis de la derrota que sufrió Chile en Canadá por Copa Davis, da razones, descarta otras y confirma al técnico en su puesto y la presencia de los jugadores en México. "Por calidad, deberíamos ganar. En todo caso, la lección que nos dio Canadá es un aliciente, una lección de humildad para trabajar mejor", dice.

10 de Abril de 2002 | 19:18 | Arturo León Díaz, EMOL
SANTIAGO.- Está con la agenda completa, Andrés Fazio Molina. Es que el presidente de la Federación de Tenis de Chile se ausentó durante varios días de su puesto de trabajo en la empresa RCL (Radio Center Limitada) y ahora debe enfrentar una dura carga. Pero cuando le da unos minutos a EMOL y habla de tenis, de la derrota ante Canadá por Copa Davis, no hay quien lo pare.

Fazio comenzó el análisis sosteniendo que la derrota le sorprendió mucho "porque no la esperábamos. De acuerdo a las características de nuestros jugadores, al buen momento por el que pasaban, no estaba en nuestros planes perder y menos como se perdió".

-Pero ese análisis tomaba en cuenta a Nicolás Massú, ¿o no?

"La serie la podíamos ganar perfectamente con o sin Nicolás porque nuestro análisis nos daba ventaja en los cuatro singles y sólo teníamos una dificultad en el dobles por la calidad de nuestros rivales y porque no tenemos una buena pareja. Pero el resultado dijo otra cosa".

-O sea que el puesto de Patricio Cornejo no está en peligro...

"A mí me encantaría que la solución pasara por el capitán, así sería muy fácil arreglar el problema. Pero esto es mucho más profundo. Si aquí existiera un nombre o una persona que fuera capaz de solucionar el problema, sería la solución perfecta; pero esto no pasa por la capitanía, es mucho más profundo. Lo de Cornejo está planteado como un trabajo para todo el año, aunque iba en desarrollo si ganábamos. Ahora habrá que reformularlo a partir de que estamos en una base inferior".

-¿Y dónde estuvo el error, entonces? ¿Y la solución?

"Si analizamos los resultados de las actuaciones de nuestros jugadores en torneos previos a la Davis, éstos han sido muy buenos, llegan en muy buen nivel. Pero cuando lo individual pasa a ser colectivo, una cuestión de equipo, tenemos debilidades. Y lo colectivo es mucho más que la convivencia entre los jugadores... Hay que crear un concepto de equipo en todas las áreas, que los jugadores entiendan que estamos jugando en equipo porque no sacamos nada que un tenista nuestro tenga un rendimiento alto y gane sus dos singles si los otros tres partidos los perdemos... Los canadienses ganaron por lo menos dos puntos porque el equipo les hizo sentir la idea de superación y el que estaba en la cancha así lo hizo. Nestor y Niemeyer jugaron muy bien y eso fue un trabajo de equipo".

-¿Y usted ve la disposición necesaria en los jugadores para sumarse a ese trabajo?

"Creo que sí. Por ejemplo, en el caso de Marcelo Ríos se tiende a pensar que él es frío, que no le importa perder, pero yo fui testigo de que a Marcelo le dolió la derrota, él estuvo sin ducharse por mucho rato, sin hablar... Estaba muy dolido, muy molesto... La conclusión es que hay que trazarse un objetivo, convertirnos en un equipo férreo y trabajar cada uno en lo suyo. Marcelo fue el primero en decir ‘Chile cuenta conmigo’".

-Pero ese trabajo debiera abordarlo el capitán...

"Argentina es el ejemplo a seguir de como un equipo trabaja para la Copa Davis. A pocas horas de la derrota que sufrimos en Canadá, le repito que esto no pasa por el capitán: Cornejo, Nano Zuleta, Hans Gildemeister y Jaime Fillol se encontrarán con las mismas limitaciones de tiempo que existen. Cuando me preguntan si Patricio Cornejo es el responsable, les digo que no, que yo soy el responsable. Pero acá no se saca nada con decir el presidente es el culpable y colgarlo en la Plaza de Armas... Así el tenis no va a mejorar".

-¿Se podría haber hecho algo mejor en el trabajo previo al match?

"Noo, el trabajo fue absolutamente bien abordado. Las ideas se pueden perfeccionar, claro, y no me parece malo crear una instancia para observar a los rivales, pero no creo que eso justifique la derrota ante los norteamericanos. El lunes estaba completo el equipo. O sea, en febrero nosotros planificamos que el lunes antes del match debían estar todos juntos y lo logramos. No sucedió lo de Zimbabue, a donde Marcelo se integró un día antes; no sucedió lo de Eslovaquia, donde Marcelo también se integró más tarde. Acá se hizo todo lo posible de acuerdo a las limitaciones que el sistema del tenis nos permite".

-Lo económico también es importante y en ese sentido la Federación dejará de percibir algún dinero...

"Nosotros planificamos tomando en cuenta las limitaciones económicas que tiene la Federación, y que son por todos conocidas. Por ejemplo, más que una profundización del trabajo del capitán, podríamos tener un equipo más grande con sicólogo y otros profesionales, pero las limitaciones nos obligan a priorizar. Y dentro de eso, el trabajo de Copa Davis está totalmente financiado".

-O sea que el trabajo se podría resentir aún más, porque los viajes que realizó el capitán se los costeó él...

"Pasar al Grupo Mundial o avanzar en ese sentido, nos da mayores ingresos de parte de la FIT (Federación Internacional de Tenis). Si estuviéramos en el Grupo Mundial, percibiríamos el doble de lo que recibiremos por enfrentar a México. Pero esto es así y lo único que se mantiene son los ingresos vía auspiciadores (Cristal y Cachantún) porque ese valor no estaba sujeto al resultado ante Canadá, sino que es fijo y anual. Pero hay que seguir trabajando. Cornejo nos debe entregar un informe que debería estar en nuestras manos la próxima semana y lo cotejaremos con el que hace la Federación. A partir de ahí comenzaremos la planificación hacia México (12, 13 y 14 de julio)".

-¿Y usted cree que ganaremos allá?

"Por calidad, deberíamos hacerlo. En todo caso, la lección que nos dio Canadá es un aliciente, una lección de humildad para trabajar mejor".
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo