EMOLTV

Aros y el Feyenoord llegan a la final de la Copa UEFA

El defensa chileno alineó durante los 90 minutos del empate que consiguió el cuadro holandés ante el Inter de Milán y que le permitió acceder a la final del torneo europeo.

11 de Abril de 2002 | 17:09 | EFE y EMOL
ROTTERDAM.- El Inter de Milán rozó la hazaña en De Kuip, donde, tras una frenética remontada en los últimos minutos, igualó a dos tantos y se quedó a sólo un gol de la final, a la que accede el Feyenoord gracias a su victoria en San Siro (0-1) con la jugada desgraciada del colombiano Iván Ramiro Córdoba, que introdujo el balón en su portería.

La eliminatoria tuvo un claro color holandés durante 85 minutos, pero el conjunto italiano, cuando lo tenía todo perdido, sacó su orgullo, puso todo lo que pudo, y rozó la proeza, la hazaña con los tantos de Cristiano Zanetti y de Mohammed Kallon, éste último de penal en el descuento.

El Feyenoord, que se relajó un tanto en el segundo tiempo y optó por mantener la ventaja que había adquirido, pasó unos últimos compases auténticamente infernales, pero salió airoso por poco gracias al trabajo de su defensa, donde alineó el chileno Mauricio Aros durante todo el partido, y podrá revivir su sueño europeo 28 años después de su última final continental.

De esta manera, el técnico argentino Héctor Cúper no pudo alcanzar su cuarta final europea consecutiva, después de haber perdido las de la Recopa con el Mallorca (1999) y dos de la Liga de Campeones con el Valencia (2000 y 2001).

El conjunto de Bert Van Marwijnk supo jugar con el marcador a favor al principio ante un equipo italiano que dejó de salida en el banquillo al uruguayo Alvaro Recoba y a Christian Vieri, y que confió su ofensiva al brasileño Ronaldo y a Nicola Ventola.

El autogol de la ida de Córdoba era un lastre muy pesado para el Inter, que salió en busca del milagro pero que se topó ante el orden y la pegada de los holandeses.

Y es que Pierre van Hooijdonk, con un testarazo a pase de Van Persie en la primera llegada relativamente clara del Feyenoord, estableció el 1-0 y el danés Jon Dahl Tomasson, tras un rechazo del meta Francesco Toldo, el 2-0.

Había pasado poco más de media hora del partido y la eliminatoria quedaba prácticamente sentenciada, por cuanto el Inter debería marcar tres tantos y cambiar mucho la fisonomía de su juego. Ronaldo lo había intentado en esa fase, pero sin éxito.

El cuadro de Cúper, pese a todo, sacó su orgullo de grande de Europa y buscó con más decisión la portería holandesa, lo que le pudo costar el tercer tanto si Toldo no evita el gol del brasileño Leonardo.

El portugués Sergio Conceicao relevó al holandés Clarence Seedorf en busca de mayor profundidad y esta llegó, pero los delanteros interistas tardaron demasiado en acertar con la portería rival.

Cristiano Zanetti, desde dentro del área, salvaba el honor del Inter, que se desmelenó y rozó el sueño en el descuento con el tanto de penal de Kallon, quien había reemplazado a Ronaldo, tras una falta de Dos Santos sobre el turco Emre Belozoglu.

La tensión se mascó en el ambiente. Ni unos ni otros se creían lo que estaba pasando. Quedaban sesenta segundos de tragedia, pero el pitido final del colegiado español Antonio Jesús López Nieto desató la euforia y la fiesta en los graderíos del popularmente conocido como De Kuip, que se volverá a vivir el próximo 8 de mayo, donde el Feyenoord rememorará viejas glorias en esta competición, que ganó en la temporada 1973-74 al imponerse al Tottenham inglés.

El cuadro holandés espera repetir el éxito del Galatasaray turco hace dos campañas, que ganó este torneo después de haber sido el tercer clasificado de su grupo en la primera fase de la Liga de Campeones, como le ocurrió al Feyenoord al quedar por detrás del Bayern Múnich y del Sparta Praga.

El Inter Milán se podrá centrar ahora en la cerrada lucha por el título liguero y tendrá que esperar a otra temporada para reeditar glorias europeas. Lo tuvo todo perdido y al final se quedó a un paso de la final. Esta remontada le puede otorgar confianza para el final de la campaña.

FEYENOORD: Zoetebier; Gyan, Van Wonderen, Paauwe, Aros; Kalou (Dos Santos, m.74), Bosvelt, Emerton, Van Persie (Leonardo, m.36); Tomasson y Van Hooijdonk.

INTER MILAN: Toldo; Javier Zanetti, Materazzi, Ferraro; Seedorf (Conceicao, m.57), Di Biagio, Cristiano Zanetti, Dalmat, Emre Belozoglu; Ventola y Ronaldo (Kallon, m.69).

Goles: 1-0, M.17: Van Hooijdonk. 2-0, M.34: Tomasson. 2-1, M.85: Cristiano Zanetti. 2-2, M.92: Kallon, de penal.

Arbitro: Antonio Jesús López Nieto (ESP). Amonestó a los locales Aros, Emerton y Van Hooijdonk, y a los interistas C. Zanetti, Emre y Di Biagio.

Incidencias: Partido de vuelta de las semifinales de la Copa de la UEFA disputado en el Feyenoord Stadion ante unos 50.000 espectadores.