EMOLTV

Tiger Woods sacó las garras a tiempo

En la clave penúltima jornada del Masters de Augusta, el actual dueño de la Chaqueta Verde firmó una tarjeta excepcional (-6) y llegó al primer lugar de la clasificación general, acompañado por el sudafricano Retief Goosen.

13 de Abril de 2002 | 19:19 | EFE
AUGUSTA.- Tiger Woods rebuscó en sus entrañas para asestar un ataque despiadado en la penúltima jornada del Masters de Augusta, que le situó como líder igualado con el sudafricano Retief Goosen, el único que resistió el empuje del mejor jugador del mundo.

Woods atacó en el día clave, como hizo en el último Masters, el del año del "Tiger Slam". En la carrera de resistencia del Masters, la penúltima vuelta es crucial, y Tiger la superó presentando la mejor tarjeta del día (66 golpes), con 7 "birdies" y un "bogey" que le sitúan cerca de su séptimo título de Grand Slam y de la tercera Chaqueta Verde, que sería la segunda consecutiva.

El fiyiano Vijay Singh, el héroe antes de la lluvia, cedió el liderato tras dos "bogeys" nefastos en el tramo final para retroceder hasta el tercer puesto, a dos impactos de los líderes.

De los tres españoles que partían con opciones, Sergio García fue el mejor parado, con dos inmaculados ’’birdies’’ en su tarjeta, tras una jornada para hombres curtidos. García, con 22 años, ha demostrado toda la madurez posible en el campo para compartir la cuarta plaza a 4 golpes de la cabeza.

Mientras Singh y Goosen protagonizaban un duelo en cabeza, Tiger Woods entendió que mantener la atención en el tramo final le podría dar el liderato.

Como si Tiger hubiese querido premiar a su madre, Kultida, y a su novia oficial, la modelo noruega Elin Nordegren, ambas de barro hasta las rodillas por seguir a su ídolo, el californiano atravesó la última mitad del trayecto con 4 "birdies", rematando la faena en el 18.

En ese mismo último hoyo, Goosen, que sigue jugando por debajo de 70 golpes, pinchó. El "bogey" envía al mejor jugador del circuito europeo de 2001, año en el que ganó su primer "Grande" (Abierto estadounidense), a luchar en la jornada final frente al mejor del circuito estadounidense.

El argentino Angel Cabrera, que comenzó bien con dos "birdies", cometió un "bogey" asesino en el hoyo 13, un par 5 que no debe pasar inadvertido para un aspirante al título.

Los 73 golpes de Cabrera le dejan en el décimo puesto, a 7 impactos casi insalvables con respecto a los líderes.