EMOLTV

Valencia quedó a las puertas del título

Un emotivo triunfo sobre el Espanyol (2-1) y la estrepitosa caída del Real Madrid a manos de la Real Sociedad (0-3), marcaron el adelanto del fútbol español que, a falta de dos jornadas, tiene al Valencia con 4 puntos de ventaja.

27 de Abril de 2002 | 18:08 | DPA
MADRID.- El Valencia apeló a la calidad de Rubén Baraja para conseguir hoy un triunfo por 2-1 sobre el Espanyol que puede darle el título de Liga ante la debacle del Real Madrid, derrotado por 3-0 en el estadio de la Real Sociedad.

Los dos choques adelantados de la trigesimosexta jornada de Liga jugados este sábado pueden ser decisivos para el desarrollo de este campeonato. A falta de dos partidos por disputar, el equipo valenciano aventaja en cuatro puntos al Real y en no menos de cinco al Deportivo, que juega mañana con el Málaga. Salvo una auténtica debacle, el título será del Valencia 31 años después.

El triunfo del Valencia además fue enormemente emotivo, por cuanto el Espanyol, sin grandes objetivos en juego pero tal vez con algún aliciente económico, se mostró decidido a complicarle las cosas. Los catalanes dominaron en los primeros minutos, aunque Baraja dio después una primera muestra de sus intenciones con un disparo al poste en saque de falta (m. 20).

El minuto 30 marcó el destino del choque. Primero, porque se señalaba un penal por mano de Roberto Ayala que transformó Raúl Tamudo. Dos minutos después, por la expulsión del italiano Amedeo Carboni por una absurda agresión a Quique de Lucas.

Con diez y en desventaja en el marcador, el Valencia no perdió la fe como hubiera hecho en temporadas precedentes, cuando títulos importantes se le ocurrieron entre los dedos. Y quien mantuvo sobre todo la fe fue Rubén Baraja, el organizador que está destinado a llevar la manija de la selección española en el Mundial, y que es posiblemente el futbolista más en forma de la Liga.

Dos goles suyos (m. 70 y 83), en otros tantos disparos a pase del argentino Kily González, consiguieron dar la vuelta al partido ante un Espanyol que se vino abajo en la segunda parte. La fiesta valenciana puede llegar la próxima semana en Málaga, donde la afición che acudirá en masa.

Por su parte, el Real Madrid seguramente se dejó la Liga en San Sebastián. El cuadro blanco dejó sentir enormemente las bajas que sufría los atacantes Guti y Fernando Morientes, los defensas Fernando Hierro y Carlos Pavón- y sólo se mostró incisivo ante la Real Sociedad en contados instantes del parrtido gracias al trabajo de Raúl.

El choque se abrió con una ofensiva tremenda de la Real Sociedad, necesitada de puntos para eludir el descenso, que pudo marcar por medio del turco Tayfun y de Iñigo Idiákez en los primeros quince minutos. Luego, el Real se fue asentando y llegó con cierta continuidad por la izquierda, pero sin crear grandes ocasiones.

La primera llegaría en el minuto 47, con una buena acción de Pedro Munitis que, tras driblar al meta holandés Westerveld, estrelló el balón en el larguero a puerta vacía. El equipo blanco pagó minutos después el error cuando Iván Helguera cometió penal sobre Aranzábal, y el yugoslavo Darko Kovacevic (artífice de la reacción del equipo vasco en los últimos meses que puede librarle del descenso) marcaba en el 60.

Raúl se intentó echar el equipo a la espalda y sumó ocasiones, pero en esta ocasión no se vio acompañado por el acierto. Una vaselina en el 62 y un disparo al poste en el 73, tras driblar a dos defensas contrarios en un palmo de terreno, fueron sus mejores acciones.

Pero el Real no era más que el trabajo de su delantero, porque el resto del equipo naufragaba. Y de ello sacaron partido el ruso Dmitri Khklov (m. 84) y Oscar de Paula (m. 90), que marcaron para redondear un contundente 3-0.

Mientras, el Barcelona cobraba un buen resultado y mucha moral en su disputa por la cuarta plaza que da acceso a la Liga de Campeones- con un triunfo por 4-1 sobre el Villarreal, un equipo que había ganado en sus dos presencias anteriores en el estadio azulgrana y que pareció tomar el mismo camino al adelantarse (m. 16) con un gol de Víctor.

Los azulgranas, tras una primera parte de continuados despropósitos, reaccionaron de forma contundente en la segunda. Luis Enrique (m.54), Thiago Motta (m. 56), el holandés Patrick Kluivert (m. 67) y el argentino Javier Saviola (m. 71) fueron los autores de los tantos, aunque el protagonista fue un Xavi que mostró su mejor forma de pasador.

Resultados de la trigesimosexta jornada:

Barcelona - Villarreal 4-1
Valencia - Espanyol 2-1
Real Sociedad - Real Madrid 3-0

Mañana:
Zaragoza - Celta
Sevilla - Alavés
Rayo Vallecano - Athletic Bilbao
Osasuna - Las Palmas
Tenerife - Valladolid
Mallorca - Betis
Deportivo - Málaga