EMOLTV

Marcelo Ríos declaró ante la justicia italiana

El ex número uno del mundo se declaró inocente ante el fiscal italiano, ante el cual compareció por espacio de una hora 20 minutos, por el incidente que protagonizó con dos policías en mayo del 2001.

29 de Abril de 2002 | 08:45 | Agencias
ROMA.- El tenista chileno Marcelo Ríos declaró en las ultimas horas ante un fiscal italiano por el incidente que protagonizó con dos policías en mayo del 2001 a la salida de una discoteque en la ciudad de Roma.

Según informó Radio Cooperativa, el ex número uno del mundo se declaró inocente ante el fiscal italiano, ante el cual compareció por espacio de una hora 20 minutos.

El abogado de Ríos, Luigi Fischetti dijo que su cliente no agredió a los agentes policiales, sino que hubo un pequeño altercado con tirones de ambas partes, pero dejó en claro que no hubo intención del tenista de agredir a los Carabinieris.

Añadió que todo el problema se originó a raíz de una dificultad idiomática, puesto que Ríos no sabe italiano y los policías no entendían el español.

Según se supo, el fiscal tiene tres opciones: la primera archivar el proceso; abrir un proceso contra Ríos por desacato o agresión; o llegar a un acuerdo que podría ser una multa.

Sin embargo, esta última opción podría ser desestimada, puesto que anteriormente había declarado porque su defendido estima que es inocente de los cargos que se le imputan.

Los incidentes ocurrieron en mayo del año pasado durante el Master Series de Italia, ocasión en que Ríos, su preparador físico Carlos Cardemil y el español Benito Pérez, funcionario internacional de la Asociación de Tenistas Profesionales habían participado de una fiesta de lo organizadores del certamen tenístico romano.

Mientras viajaban en un taxi hacia el hotel donde se hospedaban, y luego de protagonizar un intercambio de palabras con el conductor del automóvil, fueron controlados por dos efectivos de la policía local, desencadenándose los hechos que ahora se investigan.

De acuerdo a las versiones entregadas por los Carabinieris, en los instantes en que les solicitaron sus identificaciones la delegación chilena habría respondido con agresiones e insultos.