EMOLTV

Schumacher marcha derecho al récord de Fangio

La superioridad técnica que ya demostró a fines del año pasado y a principios de 2002 el F2001 y sobre todo el F2002, que ha triunfado en las tres carreras que ha corrido -Brasil, San Marino y España-, están situando a Michael Schumacher cada vez más cerca de conseguir el quinto campeonato del mundo que le igualaría al legendario Juan Manuel Fangio.

29 de Abril de 2002 | 13:02 | EFE
MADRID.- El alemán Michael Schumacher, líder destacado del campeonato del mundo de Fórmula Uno, está protagonizando el mejor inicio de temporada, con cuatro victorias y un tercer puesto, desde que comenzó a correr con Ferrari en 1996.

La superioridad técnica que ya demostró a fines del año pasado y a principios de 2002 el F2001 y sobre todo el F2002, que ha triunfado en las tres carreras que ha corrido -Brasil, San Marino y España-, están situando a Michael Schumacher cada vez más cerca de conseguir el quinto campeonato del mundo que le igualaría al legendario Juan Manuel Fangio.

En las últimas siete carreras que ha disputado, las dos últimas del pasado año y las cinco de la presente temporada, el alemán las ha terminado todas en el podio y ha ganado cinco, Japón (2001), Australia, Brasil, San Marino y España; fue segundo en Estados Unidos (01) tras el finlandés Mika Hakkinen (McLaren) y tercero este año en Malasia, tras remontar desde el último puesto después de colisionar con el colombiano Juan Pablo Montoya en la primera vuelta.

La superioridad mostrada por el Ferrari F2001 del pasado año en las dos primeras carreras de este año, Australia y Malasia, hacía presagiar que en el momento que sacaran a la pista el F2002, sería imbatible, como así ha sucedido.

Michael Schumacher rodó ayer desde el inicio de la carrera prácticamente un segundo más rápido que los únicos coches que más se acercan, los Williams-BMW de su hermano Ralf y de Juan Pablo Montoya, eso teniendo en cuenta que el cuádruple campeón del mundo no tuvo que forzar la marcha en ningún momento.

Su vuelta rápida en el circuito de Catalunya durante la carrera fue un segundo y cuatro décimas inferior a la conseguida por Montoya y si no dobló a más participantes, fue porque durante las últimas vueltas se quedó observando la lucha por el quinto puesto entre el brasileño Felipe Massa y el alemán Heinz-Harald Frentzen.

También logró en el circuito de Catalunya algo que, desde que se instauraron las paradas para repostar y cambiar neumáticos, sucede muy pocas veces, al ocupar el primer puesto desde la salida a la meta.

Ya el año pasado en el Gran Premio de Bélgica, después de haberse proclamado campeón del mundo por cuarta vez quince días antes en Hungría, había logrado liderar la carrera de principio a fin.

Además que en la presente temporada ha logrado que ninguno de los problemas mecánicos que han afectado a los Ferrari le ocurrieran a él.

En el Gran Premio de Brasil, cuando Rubens Barrichello lideraba la prueba, su F2001 sufrió un problema hidráulico que le hizo abandonar. En el Gran Premio de San Marino, en los entrenamientos, el brasileño también tuvo un problema en el coche y en la carrera lo utilizó Michael Schumacher para lograr la victoria.

Y en el Gran Premio de España, Schumacher, al final de los entrenamientos libres de la mañana, sufrió un problema hidráulico y para la carrera decidió utilizar el coche de reserva, que le dio la cuarta victoria de la temporada, mientras que Rubens Barrichello no podía cubrir ni una vuelta al quedarse el cambio bloqueado en la vuelta de formación de salida.