EMOLTV

Paraguayos insatisfechos con trabajo de Cesare Maldini

Tantas son las contradicciones por parte del entrenador y de los directivos de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), desde su contratación, que hasta ahora no existen definiciones certeras de los que estarán en la lista de convocados para el Mundial 2002.

06 de Mayo de 2002 | 09:06 | DPA
ASUNCION.- El proceso de trabajo que lleva adelante el técnico de la selección paraguaya de fútbol, el italiano Cesare Maldini, ha dejado hasta ahora insatisfechos a la mayoría de los hinchas y la prensa deportiva local.

El entrenador viajó el viernes último a la ciudad de Montecatini (Italia), donde los "guaraníes" harán una pretemporada antes de participar en el Mundial 2002, y esperará allí la llegada de los demás componentes del seleccionado.

Maldini "viajó sin siquiera dar a conocer la lista de convocados" para Corea/Japón 2002 "lo que demuestra su falta de preocupación por hacer bien las cosas", dijeron analistas deportivos de la radio "9.70" de Asunción.

Tantas son las contradicciones por parte del entrenador y de los directivos de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), desde su contratación, que hasta ahora no existen definiciones certeras de los que estarán en la lista de convocados para el Mundial 2002.

Maldini llegó a Paraguay, después de que el uruguayo Sergio Markarián fuera defenestrado por la APF, con la confianza de los hinchas y de la prensa deportiva de que las cosas se harían de la mejor manera posible.

Sin embargo, nada de ello ocurrió: Maldini casi no permaneció en el país para conocer a los jugadores locales, sino que viajó de manera constante para hablar con los futbolistas paraguayos que juegan en ligas extranjeras o para estar en su país natal.

Sólo cuando debía hacer los llamados para los amistosos (dos empates de 2-2 frente a Bolivia, en Ciudad del Este, y de 1-1 con Nigeria en Londres, y una derrota humillante por 4-0 ante Inglaterra), Maldini vino a Paraguay.

"Hasta ahora no ha hecho trabajo de campo con los jugadores e inclusive no sabe el nombre de muchos de ellos", afirmó uno de los comentaristas de la radio asunceña.

Los medios escritos lo califican como "ave de paso" y critican constantemente "la contratación del ’profesional’ que generó más polémicas que alegrías".

A este respecto, los honorarios del entrenador de 70 años, es de 720.000 dólares estadounidenses, una suma exhorbitante para un país en quiebra como el Paraguay y para tan poco trabajo: sólo por cinco meses.

"Maldini ya se fue (del país) y ni aunque Paraguay sea campeón del mundo, volverá", porque ya obtuvo lo que quería: "un quinto mundial y mucho dinero", agregaron los reportes.

A pesar de que este proceso premundialista no agrada, "la esperanza es lo último que se pierde y esperamos una buena actuación del equipo, pero no del técnico quien lastimosamente es el entrenador de la selección paraguaya de fútbol", concluyeron finalmente.

Paraguay jugará el 17 de mayo ante Suecia, en Estocolmo, el último amistoso confirmado y luego irá a Japón, donde cumplirá otra etapa de preparación en la ciudad nipona de Matsumoto, para finalmente pasar a Busán (Corea del Sur).

Los paraguayos conforman el grupo B de la primera fase del Mundial 2002, conjuntamente con los sudafricanos, españoles y eslovenos, a quienes se enfrentarán en tierras surcoreanas.