EMOLTV

Lakers sufren con lesiones de O´Neal y Bryant

El quinteto angelino superó las lesiones que sufrieron sus dos estrellas y pudieron vencer a los Spurs de San Antonio por 86-80 en el primer encuentro al mejor de siete en una de las semifinales de la Conferencia Oeste. También ganaron los Detroit Pistons y los Nueva Jersey Nets.

06 de Mayo de 2002 | 10:25 | EFE
HOUSTON.- La marcha triunfal de los Lakers de Los Angeles, los Pistons de Detroit y los Nets de Nueva Jersey se mantuvo en la primera jornada de las semifinales de la NBA, en la que el pívot Shaquille O’Neal confirmó que sigue siendo la estrella indiscutible de la postemporada.

El baloncesto espectacular y de ataque de O’Neal volvió a estar presente en la jornada y una vez más fue la clave en el triunfo de los Lakers que vencieron 86-80 a los Spurs de San Antonio en el primer partido de la serie que disputan al mejor de siete en la Conferencia del Oeste.

La victoria permitió al equipo angelino mantener su dominio sobre los Spurs, a los que han logrado vencer en ocho de sus últimos nueve encuentros, y consolidarse como el mejor equipo de la postemporada después de haber ganado 20 de sus últimos 21 partidos de fase final.

O’Neal inició el partido con cuatro puntos de sutura en la muñeca izquierda por un accidente que sufrió en su casa, pero en el tercer período del juego, el pívot sufrió un corte en el dedo índice de la mano derecha que le obligó a dejar el juego.

El pívot se perdió casi la totalidad del tercer período en tanto los médicos del equipo le aplicaban tres puntos más de sutura para controlar la herida.

Una vez recuperado, O’Neal regresó al campo cuando quedaban todavía 10:50 minutos del cuarto período, para convertirse en el verdugo del equipo tejano.

O’Neal encestó 13 de sus 23 puntos en el último cuarto del partido, para que el equipo angelino hiciera recordar a los tejanos la serie que ambos disputaron la campaña anterior, cuando los Lakers barrieron 4-0 en la serie a los Spurs.

Los Spurs, que jugaron sin el pívot David Robinson, llevaron la ventaja durante la mayoría del partido, pero no pudieron imponerse en los momentos críticos.

El escolta Kobe Bryant, que tuvo que salir del campo los últimos minutos del cuarto período por lesión, mantuvo cerca a los campeones en tanto regresaba O’Neal, pero en los segundos finales consiguió la canasta que incrementó a cinco la ventaja.

O’Neal terminó como el máximo encestador del partido con 23 puntos, 17 rebotes y cuatro tapones, mientras que Bryant encestó 20 y repartió cuatro asistencias.

El segundo partido de la serie se disputará el próximo martes en el Staples Center, cuando los Lakers busquen la ventaja de 2-0 frente sus rivales.

Los Pistons dan el primer golpe
En Auburn Hills, los Pistons de Detroit se recuperaron después de dejar pasar una cómoda ventaja la primera parte del partido, para conseguir también su primer triunfo de la serie que disputan al mejor de siete al vencer 96-84 a los Celtics de Boston.

El pívot Clifford Robinson fue el máximo anotador del partido con 30 puntos y consiguió tres tapones.

Los visitantes se mantuvieron cerca durante la mayoría del encuentro hasta la segunda mitad, los locales subieron la ventaja a 20 faltando menos de 10 minutos pero los Celtics, con una racha de 11 puntos consecutivos, se acercaron a nueve tantos.

El escolta Jerry Stackhouse brilló en todas fases para Detroit al encestar 26 puntos, recoger 11 rebotes y dar ocho asistencias mientras que el alero Michael Curry consiguió 15 puntos con dos robos de balón para los locales.

El alero Antoine Walker lideró a los Celtics con 20 puntos mientras que el escolta Paul Pierce y el base Kenny Anderson anotaron 17 cada uno.

El segundo partido de la serie se llevará a cabo el próximo miércoles, en el Palace de Auburn Hills, antes de que ambos equipos viajen al Fleet Center de Boston para el tercer encuentro.

Jason Kidd estuvo intratable para los Hornets
En East Rutherford, el base estelar Jason Kidd no permitió que los Nets de New Jersey perdieran la ventaja de campo, al ser la clave en los momentos críticos del período final para que su equipo superase 99-93 los Hornets de Charlotte.

Con el resultado en duda, Kidd encestó tres canastas en los últimos tres minutos para que los Nets, que sobrevivieron un quinto partido decisivo de doble tiempo extra frente los Pacers de Indiana, tomara una ventaja de 1-0 en las semifinales.

Los Hornets, que habían eliminado a los Magic de Orlando en cuatro partidos la serie anterior, llevaron una ventaja de seis al medio tiempo y lucharon con los favoritos detrás del base Baron Davis.

El segundo partido de la serie se disputará el próximo martes.