EMOLTV

Ferrari defiende decisiones y triunfo de Schumacher

"El interés del equipo prevaleció sobre el sentimiento y sobre los pilotos. Comprendo la pena de Barrichello y el desencanto de algunos aficionados, pero debo decir que Jean Todt (director de la escudería) y los demás directivos del equipo tomaron la decisión correcta", declaró el presidente de Ferrari, Luca Di Montezemolo

13 de Mayo de 2002 | 15:25 | Associated Press
MARANELLO.— La escudería Ferrari justificó el lunes su decisión de "arreglar" el resultado del Gran Premio de Austria diciendo que el bien del equipo está siempre por encima de los intereses de los pilotos.

"El interés del equipo prevaleció sobre el sentimiento y sobre (los intereses de) los pilotos. Comprendo la pena de Barrichello y el desencanto de algunos aficionados, pero debo decir que (el director general de la escudería) Jean Todt y los demás directivos del equipo tomaron la decisión correcta", declaró el presidente de Ferrari, Luca Di Montezemolo, en una conferencia de prensa en la sede de la escudería.

Rubens Barrichello dominó la carrera de punta a punta, pero a cien metros de la llegada recibió la orden de dejar pasar a su compañero Michael Schumacher. El brasileño acató la orden y le cedió el triunfo al alemán, quien se afianzó en el primer lugar de la clasificación mundial.

La decisión fue ampliamente criticada y algunos la consideraron antideportiva. La Federación Internacional de Automovilismo programó incluso una reunión especial para analizar el caso.

Montezemolo sostuvo que "la lealtad y el trabajo limpio de equipo están permitidos" por la FIA. "Barrichello virtualmente ganó la carrera, pese a que terminó segundo, y Schumacher se llevó los 10 puntos (del vencedor)", afirmó Montezemolo.

El ejecutivo, que vio la carrera por televisión desde su casa, dijo que deseaba que Barrichello ganase, "pero al final coincidí con Todt, porque los intereses del equipo tienen prioridad por sobre los intereses de los pilotos. Queremos ganar nuevamente los títulos de pilotos y constructores".

Montezemolo destacó que las cosas pueden cambiar rápidamente en la Fórmula Uno y que los cuatro puntos que habría cedido Schumacher en caso de llegar segundo podrían haberle costado caro hacia el final de la temporada.

"Luego de perder tres títulos mundiales (entre 1997 y 1999) en la última carrera, comprendo los temores de Todt", manifestó Montezemolo. Y recordó que en 2000 Schumacher le sacó 24 puntos de ventaja a Mika Hakkinen en las primeras carreras, pero el finlandés terminó pasando al alemán.

"Hay otros equipos fuertes que tratarán de acercarse. La Fórmula Uno es un mundo impredecible en el que uno nunca puede estar seguro de un título. Lo que cuenta es el puntaje al final de la temporada y uno puede perder el título por tres o cuatro puntos", insistió Montezemolo.

El ejecutivo subrayó seguidamente que Barrichello renovó su contrato la semana pasada "porque quiere seguir con Ferrari y sabe las exigencias del trabajo en equipo, como en el ciclismo. No se le paga para que pierda carreras, sino para que le haga ganar a Ferrari. Lamento la reacción de algunos aficionados, pero estoy seguro de que comprenderán nuestra posición, si no mañana, al finalizar la temporada".
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo