EMOLTV

Restringen celebraciones a torcida brasileña

Entre las recomendaciones de la Cancillería brasileña se subraya que pitos, máscaras, instrumentos musicales, pólvora, paraguas rígidos y banderas con asta serán objetos prohibidos en los estadios del Mundial.

17 de Mayo de 2002 | 12:48 | EFE
RIO DE JANEIRO.- Los ruidosos y entusiastas hinchas brasileños que acompañarán a la selección en el Mundial del 2002 tendrán problemas para seguir a rajatabla las sobrias costumbres de los estadios en Corea del Sur y Japón, según se desprende de una "guía" de viaje editada por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Acostumbrados a convertir los estadios en prolongaciones de un carnaval, con derecho a fuegos de artificio, bandas musicales, disfraces y hasta coreografías artísticas, los "torcedores" brasileños tendrán que buscar otras formas de apoyar al equipo.

Ello debido a que entre las recomendaciones de la Cancillería brasileña se subraya que pitos, máscaras, instrumentos musicales, pólvora, paraguas rígidos y banderas con asta serán objetos prohibidos en los estadios del Mundial.

Todas las restricciones impuestas por las autoridades asiáticas a los hinchas, así como las normas escritas y no escritas que se deben seguir en los estadios, fueron incluidas en "la Guía Oficial do Torcedor Brasileiro en Copa do Mundo 2002".

"Distribuiremos unos 5.000 ejemplares en los aeropuertos, en la oficina especial que instalaremos en Ulsan (ciudad coreana en donde se concentrará la selección a partir del 26 de mayo) y en lugares en donde pueda haber concentración de brasileños", dijo hoy a EFE un portavoz de la cancillería.

Al presentar la guía, el jefe de la División Consular del Ministerio de Exteriores, Paulo Fountoura, recordó que la Cancillería expide una cartilla especial para los hinchas brasileños desde el Mundial de México’70 y que nunca encontró tantas restricciones como en la edición número 17 del torneo.

"El ruido incomoda un poco a los japoneses. Vamos a tener que celebrar de otra forma. El principal consejo para los hinchas es que sean sensatos en las celebraciones. Pero no creo que vayamos a tener problemas", aseguró Fountoura.

"Realmente somos muy efusivos, pero el hincha brasileño tiene una reputación muy buena fuera del país", aclaró. La Asociación Brasileña de Agencias de Viaje calcula que unos 7.000 hinchas brasileños acompañarán a la selección en el Mundial.

Según la guía, a diferencia de lo que ocurre en Brasil, los hinchas tampoco podrán entrar a los estadios con botellas o latas de bebidas ni podrán quitarse la camiseta para agitarla como forma de celebración.

"No creo que alguien vaya a prohibirle a un hincha que se quite la camisa, pero al parecer está mal visto", aclaró.

"Esta Copa es única. No sólo por ser la primera a realizarse en Asia y en dos países diferentes sin frontera terrestre, sino también por las diferencias culturales", explicó el diplomático.

De acuerdo con Fontoura, la mayor preocupación de los organizadores del Mundial es el fenómeno de los "hooligans", del que los brasileños no tienen tradición.

"Es lógico que en Corea y Japón los hinchas tienen un comportamiento muy diferente, pero en los contactos que tuvimos con los organizadores les advertimos sobre la forma un poco ruidosa y alegre con que los brasileños acompañan los partidos de la selección y ellos son conscientes de eso", agregó.

El diplomático dijo que la cancillería brasileña intentó explicar a los organizadores del Mundial la importancia que tienen los instrumentos musicales para los "torcedores", pero admitió que los alegatos fueron infructuosos.

"Les dijimos que ningún brasileño arrojaría su tambor contra un hincha rival porque el instrumento, además, es valioso para el torcedor, pero ellos decidieron prohibirlos todos", agregó.

Según Fontoura, además de distribuir la guía, Brasil instalará oficinas consulares especiales en Ulsan y en las ciudades en donde la selección disputará sus partidos.

En Corea del Sur, el Ministerio tendrá una oficina permanente en Ulsan y delegaciones móviles en Seogwipo y Suwon los días en que Brasil juegue.

En Japón, las oficinas serán instaladas en las ciudades a las que vaya la selección en caso de que supere la primera fase, en la que quedó emparejada con Turquía, Costa Rica y China.