EMOLTV

Selección portuguesa de fútbol recibiría 4 millones de euros si gana el Mundial

La noticia, que circula de boca en boca entre el grupo que acompaña al combinado en Macao (sur de China), no ha sido desmentida por el vicepresidente de la Federación Portuguesa de Fútbol, Antonio Boronha, que manda la expedición.

20 de Mayo de 2002 | 11:06 | EFE
MACAO.- Los jugadores de la selección portuguesa de fútbol y el equipo técnico que les acompaña pueden llegar a repartirse más de cuatro millones de euros en primas si logran adjudicarse el Mundial de Corea y Japón.

La noticia, que circula de boca en boca entre el grupo que acompaña al combinado en Macao (sur de China), no ha sido desmentida por el vicepresidente de la Federación Portuguesa de Fútbol, Antonio Boronha, que manda la expedición.

Boronha, máximo responsable de la selección hasta la llegada del presidente de la federación, Gilberto Madáil, reconoció la existencia de premios para los jugadores a cambio de lograr ciertos objetivos: clasificación tras la primera fase, cuartos de final, semifinales y final.

Además, Antonio Boronha ha reconocido que hace dos meses que se alcanzó un acuerdo sobre las cuantías de las primas para jugadores y cuadro técnico, y que incluso hay una recompensa por haber conseguido estar en la primera fase del Mundial, incluso si no pasan de ella.

Los federativos, según fuentes del combinado portugués, estarían encantados de desembolsar la elevada cifra pactada a cambio de ganar el Mundial, entre otras razones porque quedarían sobradamente enjugadas con los ingresos con los que la FIFA recompensa al campeón mundial.

El régimen de incentivos a los jugadores es tan antiguo como los mundiales, según los expertos, que recuerdan que los seleccionados daneses percibirían 135.000 euros cada uno si se hacen con el Mundial, muy por encima de la cifra que correspondería a cada uno de los portugueses en el mismo caso.

Croacia, Francia o Rusia son otros dos países que han prometido fuertes primas a sus futbolistas a cambio de la Copa del Mundo, en el segundo caso financiadas por un consorcio petrolero, que prometió un automóvil "Porsche", valorado en 110.000 euros, a cada jugador si son capaces de ganar en la final.

Pese a todo, Abel Xavier, el futbolista portugués del Liverpool, declaró el domingo a los periodistas que "no hay dinero que pueda recompensar el valor simbólico de poder jugar un Mundial".

"Cualquier selección alimenta sus sueños. Tenemos que ir avanzando por etapas. Lo primero es pensar en la primera fase y después ser realistas: no debemos hablar de lo que es posible, aunque también es extremadamente difícil", añadió.