EMOLTV

La pelea Tyson-Lewis no despierta tanto interés como se pensó

A pesar de que se dijo que se había batido un récord de ventas de 23 millones de dólares y que se había colgado el cartel de "no hay entradas", aún quedan billetes para presenciar la pelea y parece que los promotores sobrestimaron el tirón de ventas que tendría el combate.

29 de Mayo de 2002 | 22:02 | EFE
MEMPHIS, EE.UU.- El combate entre los pesos pesados Lennox Lewis y Mike Tyson, que se disputará el próximo ocho de junio, no levanta tanto interés como sus promotores creyeron.

A pesar de que se dijo que se había batido un récord de ventas de 23 millones de dólares y que se había colgado el cartel de "no hay entradas", aún quedan billetes para presenciar la pelea y parece que los promotores sobrestimaron el tirón de ventas que tendría el combate que se celebrará en la ciudad de Memphis, en el sureño estado de Tennessee.

Los aficionados británicos no están acudiendo a la convocatoria y parece ser que no hay mucha gente dispuesta a desembolsar los altos precios que se están pidiendo por las entradas para ver la pelea en vivo, sin importar lo interesante que pueda ser el enfrentamiento.

Todo esto posiblemente significaría que los promotores podrían encontrarse en la embarazosa situación de ver muchos asientos vacíos en la Arena Pyramid, en la pelea más esperada desde la que se celebró, en una nefasta noche para el mundo del boxeo, cinco años atrás, cuando durante el enfrentamiento Tyson le arrancó de un mordisco un trozo de oreja a su contendiente Evander Holyfield.

Fuentes cercanas al evento calculan que solamente se han vendido la mitad de los algo más de 19.000 asientos que hay disponibles para el combate, aunque se especula que muchas de las entradas restantes están en manos de la reventa o estarán a disposición del público durante los días anteriores y en la noche del ocho de junio.

El entorno de Lewis compró alrededor de 6.000 entradas para venderlas a agentes de viajes británicos, que se han tropezado con que la disputa no levanta entre sus paisanos la expectativa que en un principio se pensó y estos han decidido no viajar a Memphis.

Para acabar de enturbiar el asunto ha surgido un enfrentamiento entre bambalinas, cuando gente en el entorno de Tyson ha intentado vender entradas en la "Bella Albión".

Rafael Rivas, que es vicepresidente de una compañía de venta de entradas para eventos por medio de la Internet, dijo que "la ciudad de Memphis no tiene el tirón que podría tener otro lugar como por ejemplo Las Vegas, la gente cuando se desplaza para ver un combate, no va exclusivamente a ver la pelea, quieren divertirse además visitando y disfrutando del ambiente de la ciudad y decididamente Memphis, sin lugar a dudas, carece de los atractivos de Las Vegas o Atlantic City, por citar dos ciudades donde podría haberse celebrado la disputa".

Un residente de Memphis, Mike Lakey, había comprado cuatro entradas (dos a 2.400 dólares y otras dos a 1.200), tratando de hacer algo parecido a una buena inversión, si hubiera podido venderlas, "creo que me voy a lucir, en este momento no veo la forma de deshacerme de las entradas".

Para concluir, lo que hace solamente un mes parecía que sería el evento pugilístico del siglo, según todas las expectativas al final podría convertirse en un fiasco económico.

El tema deportivo aún está por verse.