EMOLTV

Comentario Primer Tiempo: Senegal da la sorpresa

Bouba Diop marcó el único tanto que registra el partido ante un Francia que dista mucho del campeón del mundo que conocimos en Francia 98.

31 de Mayo de 2002 | 08:36 | Christian Ayala, EMOL
La historia de los mundiales cuenta que a los campeones siempre les cuesta ganar en el partido inaugural. Es parte de la tradición, al menos así lo recuerdan por ejemplo Argentina que defendía su título obtenido en México en el Mundial del 90’ y cayó inapelablemente ante el entonces desconocido Camerún y Alemania en el mundial del 94, apenas pudo vencer a Bolivia por la cuenta mínima pasando más susto del necesario.

Pues bien, Corea–Japón 2002 parece que tampoco quiere dejar olvidada esta tradición y en el partido inaugural entre Francia y Senegal, los actuales campeones del mundo caen por 1 a 0 al término de la primera etapa.

Una primera fracción deslavada, con pocas ocasiones de gol y con Francia dueña del balón durante gran parte del encuentro. De hecho, de acuerdo a las estadísticas, los galos tuvieron posesión del balón en un 65% del primer tiempo, pero no fueron capaces de vencer al meta Sylva.

Los africanos han jugado de forma inteligente. A sabiendas de su inferioridad futbolísticas apostaron a parar bien la defensa y esperar el contragolpe. Y la táctica dio resultado, porque Francia intentó entrar por todos lados, especialmente por las franjas, sin embargo los centros buscando a Henry y Trezeguet terminaron siempre siendo despejados por los altos centrales senegaleses.

Además, a los galos les ha pesado mucho la ausencia de Zidane principalmente porque su reemplazante Djorkaeff no ha tenido la categoría necesaria para tomar las riendas del equipos y ha terminado por asfixiarse contra la raya de la banda derecha pasando absolutamente desapercibido.

Aún así, Francia tuvo una gran chance de gol a los 22 minutos cuando Trezeguet, tras pase de Henry, remato a la entrada del área un furibundo derechazo que devolvió el parante derecho del portero de Senegal, que sólo atinó a seguir con la vista el imparable remate.

Sin embargo, en la contra Senegal aprovechó un contragolpe por intermedio de su mejor figura El Hadji Diouf, veloz delantero que hizo un carrerón por el sector izquierdo, llegó a la última línea llevándose la marca de Thuram, hizo el centro atrás, el balón rebotó en Petit, Barthez no pudo controlar y el balón le quedó servido a Bouba Diop que marcó el único tanto que registra el partido.

De ahí en adelante, los franceses hicieron todos los intentos de emparejar antes que finalizara la primera fracción, sin embargo escasearon las ideas y la defensa de Senegal siguió respondiendo.