EMOLTV

Dinamarca aplaude "falsos hinchas"

Los costos de viajar al Mundial impidieron la presencia masiva de daneses en Corea. Sin embargo, la organización estableció un sistema de apoyo de "falsos hinchas", lo que fueron alabados por el entrenador Morten Olsen.

03 de Junio de 2002 | 06:17 | DPA
Namhae (Corea del Sur).- La selección de Dinamarca se siente en el Mundial de Corea/Japón casi como en casa en lo que al apoyo del público se refiere, a pesar de no traer mucha hinchada a Oriente.

Es que el programa coreano de "falsos hinchas" está teniendo una buena acogida entre los daneses. "Es fantástico cómo nos alientan los coreanos", sostuvo el técnico Morten Olsen respecto de este "préstamo de fanáticos" organizado por el coanfitrión del evento Corea del Sur.

Jóvenes surcoreanos vestidos con los colores de Dinamarca le dieron un espaldarazo a la "dinamita danesa" en el partido de debut de este combinado, en el que los europeos le ganaron a Uruguay por 2- 1 en Ulsan.

También en el predio de entrenamiento en Namhae los daneses fueron recibidos con entusiasmo. Además de numerosas banderas de Dinamarca, los "falsos hinchas" desplegaron un enorme cartel en el que se leía "Bienvenidos a Corea del Sur, Dinamarca será campeón mundial".

Del país que según el portavoz de la FIFA, Keith Cooper, tiene la "mejor hinchada del mundo" han viajado en esta ocasión sólo unos 2.500 fans.

A la Eurocopa 2000 en Bélgica y Holanda, así como al Mundial 1998 en Francia habían asistido hasta 20.000 "vikingos" rojiblancos, parte de los cuales viajó por el día desde Copenhague cada vez que le tocó jugar a Dinamarca, para regresar a su país inmediatamente después de terminado el cotejo.

Los altos costos para viajar a Corea del Sur y Japón, de al menos 2.800 dólares, han disuadido esta vez a muchos daneses de acompañar a su selección hasta el Lejano Oriente.

Más gratificante resulta por ello para jugadores y entrenadores que las últimas prácticas abiertas hayan sido presenciadas por alrededor de una veintena de "verdaderos" hinchas daneses.