EMOLTV

NBA: Los Angeles están en el cielo

La irremontable ventaja de cuatro juegos a cero conquistó el quinteto de los Lakers ante los Nets de Nueva Jersey. La victoria no sólo supone la decimocuarta corona para el cuadro del Pacífico sino su tercer título consecutivo, razones suficientes para ser considerado el gran equipo de la década.

13 de Junio de 2002 | 10:53 | EFE
EAST RUTHERFORD, Estados Unidos.- La pesadilla de las peores Finales en la historia de la NBA terminó con la victoria por 113-107 que lograron Los Angeles Lakers frente a los Nets de New Jersey en el cuarto partido de la serie al mejor de siete que ganaron por barrida de 4-0.

La falta de emoción y de igualdad en la eliminatoria, ya que sólo existió un equipo, los Lakers, con una súper estrella, el pívot Shaquille O’Neal, generó un mínimo interés entre los seguidores de ambos equipos, el resto de país nunca sintió la motivación de seguir la serie y el cuarto partido no fue distinto.

Los Lakers con O’Neal jugando por libre, nadie de los Nets pudo hacerle un marcaje efectivo, ni individual ni de equipo, se dedicaron a entrenarse y exhibirse en el Continental Airlines Arena para sólo tomarse en serio el partido cuando con su permiso el equipo rival se puso con 11 puntos de ventaja en la primera parte.

Pero los Lakers ya estaban mentalizados para la barrida e irse de vacaciones con el tercer título consecutivo de liga, quinto equipo que lo consigue en la historia de la NBA y primero desde que lo hicieron los Bulls de Chicago en 1998, la temporada que se retiró Michael Jordan.

O’Neal, que también logró el tercer premio consecutivo de Jugador Más Valioso (MVP) de las Finales de la NBA, para igualarse a Jordan, consiguió 34 puntos, 10 rebotes y cuatro asistencias en los 43 minutos que estuvo en el campo y luego comenzó la celebración con su abuelo al lado.

El pívot estrella de los Lakers, que logró unos promedios de 36,2 puntos y 12,2 rebotes en los cuatro partidos batió la marca que había establecido Hakeem Olajuwon con los Rockets de Houston de 32,8 en las Finales de la NBA.

"Le doy las gracias a mis compañeros porque confiaron en mi y me dieron el balón para que hiciese mi trabajo", declaró O’Neal. "Les dije que cuando llegase la fase final no les iba a defraudar y les cumplí".

El convencimiento de no tener enfrente un rival de calidad le dio a los Lakers la confianza que estableció cuando en el séptimo partido de las finales de la Conferencia Oeste ganaron a los Kings de Sacramento para extra oficialmente proclamarse ya campeones de liga.

Lamentablemente para los Nets, Kidd nunca brilló en plenitud durante los cuatro partidos de las Finales y tampoco protagonizó el duelo individual que se esperaba con el escolta Kobe Bryant.

Los Lakers siempre supieron hacer su trabajo mientras que los Nets confirmaron que tienen un equipo que llegó a las Finales sólo por circunstancias de la falta de calidad que hay en la Conferencia Este.

El entrenador de los Lakers, Phil Jackson, también hizo historia al igualar a Red Auerbach con nueve títulos de campeón de liga para la mejor marca de la NBA y supero a Pat Riley con 156 triunfos en la fase final del campeonato.

El escolta Kobe Bryant volvió a ser el apoyo perfecto para O’Neal con 25 puntos, seis rebotes y ocho asistencias y otros tres jugadores anotaron 10 o más tantos, incluido el reserva Devean George, que encestó 11.

El título conseguido por los Lakers fue el decimocuarto en la historia del equipo, el noveno desde que llegaron a Los Angeles, pero el primero que lo hicieron con barrida de 4-0 y el favor se le deben a los Nets y sólo los Celtics de Boston con 16 los superan.

El entrenador de los Lakers Phil Jackson también hizo historia al igualar a Red Auerbach, de los Celtics, con nueve títulos de campeón de liga para la mejor marca de la NBA y supero a Pat Riley con 156 triunfos en la fase final del campeonato.

Por los Nets, que jugaron sus primeras Finales de la NBA desde que llegaron a la liga profesional en 1976, tuvieron al alero Kenyon Martin como su máximo encestador con 35 puntos, 11 rebotes y dos asistencias, mientras que el reserva Lucious Harris aportó 22 tantos.

Kidd, logró 13 tantos, 12 asistencias y cinco rebotes, pero nunca fue factor en el partido para los Nets que se quedaron con un 28,9 por ciento de acierto en los tiros de campo

Alineaciones:

LA.Lakers (113: 27+31+26+29): Bryant (25), Fisher (13), O’Neal (34), Horry (12), Fox (8) -cinco inicial-, Walker (2), George (11), Shaw (6), Richmond (2).

Nets (34+23+23+27): Kidd (13), Kittles (11), MacCulloch (8), Martin (35), Van Horn (7) -cinco inicial-, Williams (2), Harris (22), Jefferson (5), Johnson (-), Collins (4). Marshall (-).

Arbitros: Fryer, Rush y Bernhardt. Pitaron faltas técnicas a Kenyon Martin (Nets) y a Jim Cleamons, entrenador asistente de los Lakers.

Incidencias: Cuarto partido correspondiente a las Finales de la NBA por el título de campeones disputado en el Continental Airlines Arena de East Rutherford ante 19.296 espectadores.
Recomendados Emol